La historia que te ayuda a entender cómo se siente tu hijo adolescente

Una reflexión que te ayudará a empatizar a comprender la adolescencia

Jorge Marín Labbe
Jorge Marín Labbe Formador Educacional

Las vacaciones de los adolescentes a menudo traen consigo procesos de soledad. Muchas veces sus amigos no se encuentran y puede pasar que los sucesos propios de este estado se refuercen en tiempos donde no hay nada que hacer. Esta historia no busca solucionar estas dificultades, sino que quiere ayudarte a empatizar y entender mejor a tu hijo adolescente; comprender qué le está ocurriendo y cómo se siente. Quizás, más que decirles qué hacer, ellos requieren que estemos ahí cuando sea el momento que quieran hablarlo con todo el cariño posible, ¿verdad?

Entender cómo se siente un adolescente 

Entender cómo se siente tu hijo adolescente

Suele darse un torbellino que no logro asimilar. Estoy entre la nada y millones de cosas que salen y revolotean entre mi vida y mi respiración. Lo peor de todo es que no tengo idea de qué es lo que quiero pensar. Mis amigos están con sus papás. Unos están en el campo y otros en alguna que otra playa. Hablamos por celular todos los días y con suerte veo los rayos de sol. Estoy en este momento conmigo y con la sombra de lo que quiero ser.

No sé en verdad qué quiero. Estoy solo escribiendo porque estos tiempos me pillan en un completo tornado que ni yo entiendo. El tornado y la cueva oscura son pequeños reflejos que operan en mi mente. La voz de mi madre no aporta en nada, porque no es capaz de tocar lo que ocurre en este mapa de laberintos emocionales.

Querer hacer, pero no saber cómo hacerlo. La motivación es una persona que suele llegar atrasada o quedarse dormida en la habitación. No estoy entre la espada y la pared, sino que inventé la palabra intermitente entre el desafío y la nada. Me gustaría decir algo, pero ni siquiera las palabras quieren salir.

Hay algunas cosas que empiezan a despertarme. A un amigo es el tenis, a otro las películas de superhéroes, a otro es la música. A mí es el fútbol y las historias de ciencia ficción. A veces quiero compartirlas, pero siempre recibo juicios o críticas sobre mis gustos. No necesito de eso, no quiero opiniones de lo que estoy descubriendo. Solo quiero gozar de ellos.

Este tiempo de vacaciones es una real puerta abierta al silencio. A que nada nos pueda perturbar. A encontrarnos con nosotros mismos. Así que mamá, yo sé que quieres a ese niño tierno y amoroso a tu lado, pero ya estoy en una montaña que no sé a qué puerto quiero llegar. Te agradezco que no me juzgues o evalúes mis acciones. Solo quiero estar aquí, entre la nada misma y mi propia historia.

Y si a veces quieres entrar, por favor que no sea responsabilidades o deberes que perturben el silencio. Sí quiero que me desafíes y me hagas preguntas que me inviten a hablar. Una vez, y todavía lo recuerdo, un profesor me dijo que no quería juzgarme, sino que me dejaba la puerta abierta a que pudiera expresar lo que quisiera. Y si me equivoco, que pierda cuidado. Es lo esencial de la formación.

Gracias silencio por poder encontrar estas palabras. Es de esperar que mi familia tenga la misma capacidad de poder encontrar ese silencio y escuchar como mi mente expresa dentro de la nada misma.

Una reflexión final sobre la adolescencia

Como solía decir un formador muy experto, la adolescencia es la invitación a encontrarse con su 'yo'. No hay que tener miedo porque ya el niño dejó de ser ese infante que buscaba incesantemente al padre para compartir lo que sea. Es el encuentro con su propio universo.

Nosotros, los padres, ya debemos dejar de lado nuestro rol de 'rey y norma'. Durante la adolescencia, debemos ser una autoridad que comprende y que sabe bailar con su propio mundo.

Por eso, no se desesperen por esto mismo. Los invito a ver cómo este momento es (como diría José Kentenich, fundador del Movimiento Católico de Schoensttat) una resultante creadora, que permite encontrar el fondo de nuestra propia identidad.

Puedes leer más artículos similares a La historia que te ayuda a entender cómo se siente tu hijo adolescente, en la categoría de Cambios psicológicos en Guiainfantil.com.