Qué puede llevar a una adolescente a agredir a su madre

¿Qué estamos haciendo mal o que no estamos haciendo los padres? 

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Suena a argumento de una nueva serie de Netflix o a la historia de uno de los últimos best-sellers que te puedes encontrar en cualquier librería del país, pero nada más lejos de la realidad. La noticia es la que es: una adolescente agrede a su madre para no dejarla ir a una fiesta.

Qué lleva a una joven a agredir a su madre

El vídeo está en brasileño, pero te podemos asegurar que las imágenes son tan impactantes que llegan a tocar la sensibilidad de cualquier persona. Y es que creo que ninguna madre se puede llegar a imaginar que esa persona que estuvo nueves meses en su vientre, por la que pasó noches sin dormir y días sin comer y por la que ha dado su vida entera pudiera algún día llegar a convertirse en su peor pesadilla.

Como decimos, en la secuencia se muestra a una adolescente - no se ha dado a conocer su nombre para preservar su intimidad - tirando del pelo a su propia madre porque esta le prohibió salir de casa para asistir a un fiesta. ¡Esta es la verdadera razón! Se puede escuchar como la mujer dice 'Suelta mi pelo', pero la joven está tan enfadada que no atienda a razones y continúa tirando de la melena de su progenitora. El padre intenta intervenir en el caso, pero es imposible, ¡la muchacha está fuera de sí!

El vídeo se ha hecho viral en pocas horas y los comentarios al respecto han sido de los más variados, aunque eso sí, la mayoría de la gente critica la falta que autoridad de los padres, se preguntan el motivo por el que la madre se deja hacer sin tener ninguna reacción (para bien o para mal) y se cuestionan hasta qué punto los padres deben ser pacíficos con actitudes violentas de los hijos.

Sí que se ha podido saber que el hecho está denunciado, pero no por los padres, ya que no se atrevían o tenían las fuerzas para enfrentarse a ese duro momento, pero sí por la abuela, que harta de ver episodios violentos y de rebeldía de su nieta decidió acudir a la policía. Hasta allí tuvo que ser traslada la joven, que ahora espera ser juzgada por un delito de lesiones corporales. ¿Estará arrepentida después del revuelo formado?

Por qué se producen las agresiones de hijos a padres

adolescente agrede a su madare

Por desgracia, el caso de esta adolescente brasileña no es un hecho aislado y cada vez es más común escuchar, conocer o presenciar situaciones como esta. Por dar un dato, en España, por ejemplo, las denuncias de padres a menores se han duplicado en los últimos cinco años, llegando a registrarse 5.000 casos. ¿Qué estamos haciendo mal o que no estamos haciendo los padres? ¿Por qué se producen este tipo de agresiones?

- Falta de límites
A los niños hay que ponerles normas desde que son pequeños. No hacerlo a su debido tiempo puede traducirse en un niño con síndrome de emperador, es decir, chavales que manipular y dominan a sus padres.

- Sentimiento de culpa de los padres
Muchos adultos son conscientes de la situación que viven en casa, pero no se atreven a hacer nada: ni ir al psicólogo ni mucho menos denunciar. Se sienten culpables por no estar haciéndolo bien y se bloquean.

- No se actúa a tiempo
Los padres consideran que, quizás, es una situación pasajera y que hablando con el pequeño se puede arreglar. Intentan poner todo de su parte para solucionarlo pero, en ocasiones en demasiado tarde y se pasa de la violencia psicológica a la física, como el caso que arriba te hemos contado.

- Ambiente de violencia
Los niños aprenden más por lo que ven que por lo que escuchan, de ahí que muchos de los jóvenes agresores repitan un comportamiento que han podido experimentar en sus propias carnes (han sido víctimas de acoso escolar o de bullying) o han visto en su casa (los padres discutían a menudo delante de los niños o, incluso, se daban situaciones de agresiones entre los adultos).

- Sociedad materialista
Por la sociedad en la que vivimos, los jóvenes están recibiendo mensajes errores como que no hay que esforzarse mucho por conseguir las cosas y, eso por supuesto, es otro motivo que está detrás de las conductas agresivas. Hay que educar al niño a que no se puede tener todo lo que quiera, porque es verdad. Solo de esta manera cortaremos de raíz el germen del egoísmo y el origen de muchas frustraciones.