Padres cómplices de la adicción de los videojuegos de los niños

Madre alimenta a su hijo, enganchado a los videojuegos, que se niega a dejar de jugar

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Ni PlayStation, ni Nintendo 3DS, ni Nintendo Switch, ni Xbox... ¡en casa no tenemos ningún tipo de consolas (ni tenemos pensado hacernos con ninguna). Creo que ha sido algo que mi marido y yo hemos heredado de nuestros padres, que estaban en contra de este tipo de ocio infantil. Quizás por eso no puedo llegar a entender el comportamiento de una madre que da de comer a su hijo de 13 años porque su adicción a los videojuegos es tal que no quiere levantarte de la silla ni despegar la pantalla del ordenador. 

Cuando los padres somos cómplices de la adicción de los videojuegos de los niños

¡Qué no haría una madre por su hijo! Perder horas de sueños, sacrificar su tiempo de ocio, renunciar a darse sus pequeños caprichos... Todo esto en su justa medida podría estar justificado, pero lo que quizás cuesta entender -creo que no hay nada peor que una madre juzgue a otra porque pienso que cada una intenta hacer lo que considera que es mejor para su hijo- es la conducta de una madre con un niño "zombie" por su adicción a los videojuegos. 

adicción a los videojuegos de los niños

Este es el momento inquietante en que una madre se ve "obligada" a alimentar a su hijo de 13 años cuando este se negó a abandonar el maratón de 48 horas de juego en un cibercafé de su ciudad. Lo más impactante es ver cómo el niño ni siquiera mueve la cabeza ni los ojos de la pantalla, ni tampoco las manos del ratón, por ingerir algo de desayuno después de estar toda la noche frente al ordenador jugando a Battle Royale, su game favorito.

En el vídeo (la verdad es que no tiene desperdicio) se ve cómo esta mujer camina con el plato de desayuno para su hijo adolescente mientras que exclama, "Mi pobre niño, ¡come ahora!", y le dice si no necesita ir al baño. Pero esto no es lo único, la madre llega incluso a participar del "juego" del chaval y le pregunta contra quién está jugando. ¿Cómo es posible llegar a esta situación de enganche total por los videojuegos?

Lilybeth Marvel, de 37 años, dice que empezó a preocuparse por esta situación hace dos años, cuando su hijo Carlitos García comenzó a quedarse hasta tarde en un cibercafé en Nueva Écija, Filipinas.

adicción de los videojuegos de los niños

Las consecuencias de esta adicción a los videojuegos en el niño han sido varias: por un lado, pérdida de peso (la abuela está "tan preocupada" por el estado del chaval que le ha mandado vitaminas para que no sufra desnutrición) y, lo más grave, abandono de la escuela, una medida recomendada por un terapeuta para intentar manejar la situación y frenar o reducir esta adicción. 

¿Hizo bien Lilybeth al llevarle el desayuno a su hijo? Ella argumenta que ha intentado hacer todo lo posible para frenar esta adicción a los videojuegos de su hijo, como prohibírselo, pero que no funcionó porque el chaval siempre encontraba la forma de escabullirse y de escaparse al cibercafé. "Ahora estoy intentando un enfoque diferente. Trato de hacerle sentir que pase lo que pase en su vida, soy su madre que lo ama y lo cuida". 

Cómo ayudar a un hijo que está enganchado a los videojuegos

superar adicción a los videojuegos

Como padres, tenemos la responsabilidad de educar a nuestros hijos. Tenemos que "controlar" su estado de ánimo, conocer sus necesidades, ayudarle en lo que necesite y estar pendiente para que no llegue a desarrollar una adicción como puede ser la de los videojuegos. Si, por la circunstancia que sea, no hemos sido capaces de actuar a tiempo, ¡no pasa nada, aún podemos hacer mucho para apoyarle! Sigue estos consejos: 

- Corta por lo sano
Elimina de la casa todo lo relacionado con esta adicción: consolas y videojuegos tienen que permanecer fuera del alcance del chaval, así evitará cualquier tipo de tentación.

- Apoyo familiar
También es importante que ningún miembro de la familia juegue a los videojuegos delante del niño. Y ya no nos referimos a los de la consola o el ordenador, también a los del móvil. 

 - Pide ayuda
Si piensas que la situación es demasiado grave, lo mejor es que acudas al pediatra o médico de cabecera. Él examinará la situación y te derivará a algún especialista. 

- Habla con él
Encuentra un hueco en el que los dos estéis tranquilos. Que te cuente cómo está y qué siente. En esta conversación puede estar la clave para saber cómo actuar. Quizás se sumerge en el mundo de los videojuegos, un universo irreal, porque tiene una carencia en su vida real. 

- Organiza planes
Muéstrale la cantidad de planes que se está perdiendo por pasarse las mañanas y las tardes pegado a una pantalla. Estas actividades pueden ser en familia o con más gente, con otros amigos. 

Y, lo más importante, que sepa que puede contar contigo.