Cómo y cuándo introducir los cítricos en la dieta de los niños

Beneficios de que los niños tomen este tipo de frutas para su salud

Carla Estrada

En el momento que la madre comienza con la introducción de sólidos y de la alimentación complementaria, el tema de los cítricos causa mucho respeto y, hasta cierto punto miedo, por el tema de las reaccione alérgicas. ¿Cómo y cuando introducir los cítricos en la dieta de los niños? Antes de desarrollar el tema es importante saber que son los cítricos y qué nutrientes contienen. ¡Vamos a ellos! 

Cuáles son las frutas cítricas más comunes y sus beneficios

Cuáles son las frutas cítricas más comunes y sus beneficios

Los cítricos son un grupo de frutas, pertenecientes al género citrus, que se caracterizan por tener un sabor acido o agridulce, muy coloridas, jugosas por lo general y con un aroma penetrante, o sea, muy aromáticas.

Los cítricos crecen en arboles pequeños durante la época de primavera y durante el otoño e invierno da sus frutos. Las flores de estos árboles son muy bellas y son de color blanco y se les conoce como flor de azahar”, que quiere decir“flor blanca en árabe.

Las hojas de los cítricos se usan mucho en infusiones o tés. Son originarios de Asia tropical y subtropical y tienen un alto contenido en vitamina C y agua, también contienen ácido cítrico, vitamina A, B1, B2, ácido fólico, calcio, potasio, cobre, azufre.

Son frutas poco calóricas, ya que aportan aproximadamente 50Kcal por 100 gramos de porción comestible. Las frutas cítricas más conocidas son el limón, la mandarina, la naranja dulce, la naranja agria, la lima, el pomelo o toronja y la guayaba. Los beneficios de las frutas cítricas son muchísimos, entre ellos los más importantes son,

1. Refuerza el sistema inmunológico, el cual es el encargado de las defensas del organismo, ya que combate los agentes externos o microorganismos patógenos que penetran en el cuerpo y son causa de enfermedades, leves o severas, incluso hasta de producir la muerte. Por lo tanto el consumo de frutas cítricas, sobretodo en este caso la naranja, reforzará las defensas y mantendrá un sistema inmunológico activo contra cualquier agente extraño.

2. Fuente incalculable de vitaminas y minerales, que mantienen el organismo en buenas condiciones generales, el metabolismo, el sistema cardiorrespiratorio, las defensas, y tejidos en general.

3. Mantiene la piel hidratada, bella, conservada y saludable, sobre todo, cuando se consumen en horas del desayuno.

4. Protege y mantiene las funciones del sistema digestivo, regulando la acidez, mejorando la digestión, facilitando las evacuaciones por su alto contenido en fibras y permitiendo la cicatrización le lesiones de la mucosa gástrica o duodenal, como las lesiones ulcerativas.

5. Previene las enfermedades metabólicas como la diabetes y la hipoglicemia. También desciende los niveles altos de colesterol, de ácido úrico y previene afecciones cardiacas y circulatorias.

6. Ayuda a la desintoxicación y depuración del organismo de sustancias tóxicas que penetran provenientes del ambiente y que se pueden acumular en los tejidos y producir daños de gran magnitud, incluyendo la formación de tumores malignos.

7. Beneficia la pérdida de peso, ya que tienen efecto diurético, laxante y quemador de grasa, sobre todo si son ingeridas en ayunas.

Cómo realizar la introducción de los cítricos en los niños

La introducción de alimentos sólidos en los bebés se realiza a partir de los 6 meses de edad, lo que llamamos alimentación complementaria o también el inicio de nuevos alimentos, conocido como ablactación.

Se llama alimentación complementaria porque complementa la lactancia materna o formula artificial que viene consumiendo el bebé desde recién nacido y seguirá siendo su principal alimento hasta los 12 meses de edad.

Cuando realizo las asesorías de alimentación complementarias, les explico a los padres que las frutas cítricas están incluidas dentro de los alimentos llamados alérgenos, o sea, que pueden producir una alergia alimentaria, la cual tiene como síntomas:

- Lesiones de piel: eczema, urticaria, prurito o comezón.

- Trastornos digestivos: vómito, diarrea, dolores abdominales.

- Trastornos respiratorios; estornudos, tos frecuente, dificultad para respirar y más grave, edema de glotis.

- Trastornos circulatorios: debilidad, mareos, perdida de conocimiento.

- Otros: edema palpebral, edema labial o generalizado.

Por lo que antes la introducción de estas frutas cítricas se recomendaba a partir de los 12 meses e, incluso, hasta después de los 2 años, para disminuir el riesgo de alergias en el niño, pero actualmente estudios científicos han comprobado que retrasar la introducción de los alimentos alérgenos, más bien puede incrementar el riesgo de sufrir de estas reacciones alérgicas.

A la hora de introducir las frutas cítricas por primera vez, les recomiendo seguir las siguientes instrucciones:

- Ofrecer una fruta cítrica a la vez, preferiblemente entera y no en jugos o batidos, para que se conserven sus nutrientes intactos y su fibra.

- Como se considera alimento alérgeno se ofrece durante tres días seguidos, observando alguna posible reacción alérgica.

- Preferiblemente en horas tempranas de la mañana y si es posible antes de las 3 pm.

- Y nunca acompañada de otro alimento nuevo, ya que a si se presenta alguna reacción alérgica no podríamos distinguir cuál de los dos alimentos fue el causante.

Puedes leer más artículos similares a Cómo y cuándo introducir los cítricos en la dieta de los niños, en la categoría de Bebés en Guiainfantil.com.