Curiosidades sobre los cítricos en la dieta infantil

Cosas que no sabías sobre los cítricos en la alimentación de los niños

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

Los cítricos son frutos más o menos ácidos que proceden de árboles que requieren inviernos no muy severos para sobrevivir, y mucha luz. Podemos incluir en este grupo a la naranja, el limón, el pomelo, la lima o las mandarinas. Estos frutos tienen todos características similares entre sí, aunque también diferencias.

Te contamos algunas curiosidades que no sabías sobre los cítricos en la dieta infantil.

Preguntas y respuestas sobre los cítricos en la dieta infantil

Los cítricos en la alimentación infantil

¿Cuándo introducir los cítricos en la dieta infantil tras el comienzo de la alimentación complementaria? 

Como con la mayoría de las frutas, no hay una edad determinada para la introducción de los cítricos, ni por precaución ni por necesidad. Los cítricos no son más ni menos necesarios que otras frutas, ya que no proporcionan ningún micronutriente que no pueda encontrarse en otros alimentos.

¿Son los cítricos alimentos altamente alergénicos? 

No, no lo son. Sin embargo, el ácido cítrico presente en estas frutas puede causar un enrojecimiento alrededor de la boca del bebe cuando los consume ya que suelen ser sensibles al acido. A mayor cantidad de ácido, mayor posibilidad de que aparezcan estas rojeces, pudiendo causar irritación o sarpullido no solo alrededor de la boca sino también en la zona del pañal.

¿Qué beneficios tienen los cítricos en la dieta infantil? 

Los cítricos son una fuente muy interesante de vitamina C, extremadamente útil para la absorción del hierro no hemo de los alimentos de origen vegetal. Debido a esto, y ya que la alimentación complementaria se introduce, entre otros motivos, para asegurar el aporte de hierro que la lactancia materna no puede asegurar, sería interesante incluir los cítricos en la dieta pronto y de una manera frecuente para asegurar un aprovechamiento máximo del hierro.

¿Qué contenido en micronutrientes tienen estas frutas? 

En general, se caracterizan por ser una fuente importantísima de vitamina C, pero no solo contienen esta vitamina, contienen también cantidades nada despreciables de ácido fólico y provitamina A. Entre los minerales más relevantes se encuentran el potasio, el magnesio y el calcio, minerales muy importantes para los huesos, sobre todo en las etapas de crecimiento, y los músculos, necesarios para el considerable ejercicio físico que realizan nuestros pequeños. Además, y de vital importancia para asegurar la no siempre fácil tarea de la hidratación en la infancia, estos frutos contienen una gran cantidad de agua.

¿Cuál es su contenido calórico? 

Estas frutas contienen alrededor de 50 kcal por 100g de porción comestible, lo cual los sitúa dentro de las frutas poco calóricas.

Estas frutas son una importante fuente de fibra, pero ¿qué pasa cuando se consumen en forma de zumo? 

Cuando los cítricos se exprimen, se pierde toda la fibra y los azucares se hacen más accesibles (más fáciles de absorber) y perjudiciales para los dientes.

Los cítricos más consumidos, las naranjas y las mandarinas, son fáciles de llevar en la mochila y consumir como snacks en el recreo o a la salida del cole, convirtiéndose en un aperitivo dulce con muchos beneficios para la salud de los más pequeños.