Por qué el Baby Led Weaning no está funcionando con tu hijo

Conocer el motivo por el que el niño rechaza el BLW o destete dirigido ayudará a solucionar el problema

La que es madre sabe que la maternidad viene cargada de etapas maravillosas. Muchas de ellas no son tan fáciles de enfrentar, pero todas se disfrutan en menor o mayor manera. Cada fase representa un desafío no solo para nuestros hijos sino para cada una de nosotras, sobre todo, cuando somos madres por primera vez. Uno de los momentos más emocionantes para nosotras es cuando nuestros pequeños inician la alimentación complementaria y queremos hacerlo a través del destete dirigido. Pero... ¿qué pasa cuando de repente nos damos cuenta o creemos que el BLW no está funcionando con nuestro hijo? ¿Qué podría estar sucediendo? ¡Analicemos punto por punto!

Razones por las que el Baby Led Weaning no está funcionando con tu hijo

el baby led weaning

Son varios los motivos por los que el Baby Led Weaning o BLW puede no estar funcionando y te los desglosaré para que puedas identificarlos y ponerle solución.

1. Tus expectativas son muy elevadas
Esta es una de las razones más comunes dentro del BLW: creer que el bebé va a comer o necesita comer mucho cuando en realidad lo que necesita es poco comparado con tus expectativas. El apetito lo regula según su mecanismo de hambre-saciedad y hay bebés que se llenan con tres bocados mientras otros con un solo bocado ya está saciado. ¡Todo hay que respetarlo!

2. Creer que debe comer más alimentos que leche
Los alimentos en esta etapa son complementarios, es decir, complementan a la leche materna, que sigue siendo el principal alimento en el primer año de vida porque supone un aporte energético mayor que los alimentos. La idea es 'complementar a la leche' no sustituir tomas de esta última por comida, ya que representaría menor aporte energético.

3. No está listo aún para iniciarse en el BLW
Para iniciar la alimentación complementaria, tu bebé necesita varios requisitos como la desaparición del reflejo de extrusión, mantenerse sentado con apoyo, mostrar interés por la comida o ser capaz de llevarse un alimento con las manos a su boca. Estas condiciones, explicas en el informe 'Qué es el Baby Led Weaning' deben darse todas a la vez y si falta uno de ellos, así como que no tenga la edad, no debe iniciarse la introducción de alimentos sólidos porque rechazará la comida. En el caso de que el bebé sea prematuro, debe tomarse en cuenta la edad corregida.

4. Se le ofrecen presentaciones no acordes a su destreza
De acuerdo a la edad, las presentaciones de los alimentos en BLW varían. Si el formato que le ofreces no va acorde con su desarrollo psicomotor (varía si hace puño o pinza) o la consistencia es dura, el bebé rechazará la comida debido a que no podrá manipularlo. También es importante controlar la temperatura: que no esté ni muy frío ni muy caliente el alimento.

[Leer más: Cómo ofrecer plátano con el método del BLW]

5. Lo sientas a comer solo
Este punto es muy importante: la mayoría de las madres sientan a sus bebés a comer solos, cuando deberían comer acompañados y comer  lo mismo que el bebé. Para nadie es un secreto que comer solo es muy triste. Si te sientas a comer con tus hijos les estará incentivando, además que les dará seguridad y ayudará a que imiten lo que estás haciendo.

6. Lo pones frente a la comida cuando tiene mucha hambre, sueño o está cansado
Si el bebé tiene mucha hambre, no conseguirá comer a la velocidad que él necesita, debido a que no tiene la destreza como tal para agarrar los alimentos y llevárselos rápidamente a su boca. Esto hace que se frustre y rechace alimentos. Por otro lado, si está con sueño o cansado su interés en ese momento es dormir o descansar, no explorar y comer. 

Más motivos por los que tu hijo rechaza el BLW

niño rechaza el baby led weaning

Si ninguna de estas situaciones explicarían por qué tu hijo rechaza el BLW, quizás deberías seguir leyendo los siguientes motivos. ¡Quizás en uno de ellos está la respuesta a tu pregunta!

7. No está cómodo en su trona
Si la trona es muy grande, la altura no es la adecuada (los hombros y manos están por debajo de la bandeja) no tiene reposapiés o, por el contrario, es muy pequeña y ajustada para él, no se va a sentir cómodo y rechazará igualmente la comida o mostrará signos de incomodidad y llanto al sentarlo a comer.

8. Vivió un episodio de atragantamiento y tu reacción fue negativa
Obviamente si ello ocurrió y tu manera de actuar fue muy negativa, recordará ese evento y lo relacionará con la comida; en este caso debes ir poco a poco, de manera que se sienta seguro nuevamente a la hora de comer. Hay que recordar que el riesgo de atragantamiento tanto con el método tradicional como el BLW es el mismo, por eso independientemente del tipo de método utilizado se deben conocer las medidas tanto de seguridad como de RCP.

[Leer más: Cómo hacer la RCP en niños]

9. Se crea un ambiente no apto con mucha distracción
El uso de la televisión o la tableta, la presencia de animalitos en casa (perro por ejemplo), las discusiones de los padres en horas de la comida... Todos estos elementos provocan que el niño no se centre en la comida y que se ponga más nervioso.

10. Tiene o ha pasado recientemente una enfermedad
Ha salido recientemente de una gastroenteritis, cuadro viral, gripe y por ende posterior a una enfermedad hay un período conocido como convalecencia, donde el apetito aún no está recuperado del todo. Igual sucede con las molestias de la dentición, puede rechazar la comida por ello.

Como recomendación general es importante que sientas confianza en tu bebé, que indagues en todos los aspectos anteriores y si están presentes algunos de ellos, tomes los correctivos necesarios para que todo marche bien en la alimentación complementaria. Por otro lado, recordar que el momento de alimentarse debe ser guiado y acompañado con amor y paciencia.

Puedes leer más artículos similares a Por qué el Baby Led Weaning no está funcionando con tu hijo, en la categoría de Bebés en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: