6 recetas para introducir sólidos al niño con el Baby Led Weaning

Guía con los mejores alimentos para ofrecer al niño a partir de los seis meses de edad

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

Cuando nuestro bebé se acerca a los seis meses, los padres comenzamos a entusiasmarnos con la idea de introducir sólidos en su dieta, y con el hito que supone para nuestro preciado tesoro dejar a un lado la lactancia en exclusiva para acercarse a una alimentación cada vez más cercana a la de los adultos. Además de la emoción del momento, si escogemos seguir la alimentación guiada por el bebé o baby led weaning, los padres debemos dejar atrás los miedos (¿Será capaz mi bebé de alimentarse solo? ¿Tendrá interés por la comida? ¿No se atragantará? ¿Y cómo empiezo?) y saber qué le damos. ¿Cuáles son las mejores recetas para introducir sólidos al niño con el Baby Led Weaning? 

Mejores alimentos para comenzar con el Baby Led Weaning 

alimentos para comenzar con el Baby Led Weeaning

Para empezar, las primeras semanas podemos ofrecer al bebé alimentos relativamente blandos, por supuesto, sin añadir nada de sal ni azúcar:

- Tostadas de pan en tiras solas o con aceite o tomate untado

- Plátano maduro entero o machacado en una tostada

- Aguacate en gajos o machacado en una tostada

- Manzana rallada o asada

- Fresas enteras o partidas a la mitad o en gajos

- Naranjas en gajos, preferiblemente sin retirar la piel

- Rodajas de kiwi

- Peras bien maduras en finos gajos o rodajas

- Melocotón, albaricoque, mango y otras frutas con hueso bien maduras cortadas en gajos

- Brócoli o coliflor al vapor para conservar sus vitaminas y minerales en arbolitos individuales

- Pimiento en tiras, bien en crudo o asado

- Zanahoria en bastoncitos, asada o al vapor

- Calabacín en rodajas asado

- Tiras de tortilla francesa o huevos revueltos

- Arroz blanco o pasta sin aderezos o combinados con salsa de verduras trituradas

Deliciosas recetas de Baby Led Weaning para bebés y niños

baby led weaning recetas

Posteriormente, cuando el niño ya haya probado los ingredientes por separado (es importante no saltarse este paso para evitar posibles problemas de alergia, intolerancias o reacciones), podemos pasar a platos algo más elaborados que seguramente llamarán su atención desde el primer momento. 

- Tortitas de plátano
Solamente combinando un plátano bien maduro con un par de huevos podemos conseguir unas tortitas deliciosas para nuestro pequeño gourmet. Sin leche ni harina son ideales incluso para bebés con antecedentes de alergias e intolerancias en la familia (exceptuando a sus dos ingredientes, claro). Un consejo, mejor hacerlas pequeñas, ya que no pierden estabilidad con el tamaño al no tener harina.

- Fritatas de brócoli y coliflor
Una vez cocinadas ambas verduras al vapor, las machacamos y añadimos un par de huevos, harina y ajo para potenciar el sabor de las verduras. En una sartén, con un poco de aceite, cocinamos hasta que se doren por ambos lados en pequeños círculos que el niño pueda manejar fácilmente con sus manos. Podemos, además, cambiar las verduras de base por otras de nuestra elección, como por ejemplo zanahoria y calabacín rallados o pimiento con guisantes, y guardarlas en el congelador para tener una cena sana al instante.

- Albóndigas de pollo
Picando en casa carne de muslo de pollo y alguna verdura, como zanahoria o pimiento, podemos conseguir una mezcla de carne muy tierna y jugosa. Solo nos queda hacer bolitas y freírlas u hornearlas hasta que estén doradas antes de ofrecerlas a nuestro pequeño. Además, si las aplastamos, ¡podemos usarlas como hamburguesas! Otro plato que podemos hacer en abundancia y congelar para cuando tengamos menos tiempo.

- Bocaditos de pescado
Bolitas, del tamaño de una pelota de golf, elaboradas con puré de patata o patata asada, migas de pescado (salmón o bacalao previamente cocinado) y alguna verdura de temporada. Podemos añadir un huevo batido y un poco de queso rallado para asegurarnos de que la bola es estable y hornearlas 10-15m después de haberlas refrigerado para que se endurezcan. Estas interesantes croquetas o bolitas se pueden además mantener congeladas para ofrecer en otro momento.

- Boloñesa
Carne picada de cerdo, ternera o pollo, cocinada lentamente en salsa de verduras con tomate. Podemos preparar pisto, que utilizaremos para otro plato y, pasado por la batidora, utilizarlo para cocinar la carne.

- Humus
Esta pasta de garbanzos, que se puede hacer fácilmente con la batidora de casa con garbanzos, zumo de limón, ajo y aceite y añadiendo o no semillas de sésamo tostadas, es ideal para que nuestro pequeño moje palitos de pan o de verduras.

No debemos olvidar que el propio bebé será el que decida qué y cuánto quiere comer, ya que este método permite su autorregulación, así que debemos armarnos de paciencia y respetar su evolución.

Puedes leer más artículos similares a 6 recetas para introducir sólidos al niño con el Baby Led Weaning, en la categoría de Bebés en Guiainfantil.com.