Cómo detectar la alergia al huevo en bebés y niños

Alergia al huevo en niños: diagnóstico y tratamiento

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

La alergia al huevo es, junto con la alergia a la leche de vaca, al pescado y a los frutos secos, una de las alergias alimentarias más comunes en la infancia. Cuando un niño es alérgico a un alimento, su sistema inmunitario reacciona frente a él como si fuera un peligro para la salud.

Así, reacciona creando anticuerpos frente a las proteínas para combatirlas, y estos anticuerpos disparan la producción de sustancias químicas como la histamina, que afectan al sistema respiratorio, al digestivo o a la piel, causando la sintomatología típica de la alergia. Al igual que otras alergias, la alergia al huevo no aparece la primera vez que se ingiere, sino una vez que se ha producido el primer contacto.

La alergia al huevo en los niños

Alergia al huevo en la infancia

En general, son las proteínas de la clara las causantes de la mayoría de los casos de alergia al huevo, aunque muchos niños tampoco toleran las de la yema. La alergia suele aparecer en edades tempranas, con un pico alrededor del año de edad, y en un alto porcentaje de los casos, suele desaparecer antes de los 5 años. 

La aparición de los síntomas de la alergia al huevo ocurre entre una hora y varias tras el consumo del huevo, y no suelen durar más de 24h. Cuando la alergia no es excesivamente grave, puede aparecer sintomatología cutánea, como eczemas y enrojecimiento alrededor de la boca, gastrointestinal, como calambres estomacales, náuseas o vómitos, y/o respiratoria, desde asma a estornudos o picores nasales. Sin embargo, hay casos en los que el huevo puede desencadenar lo que se conoce como un shock anafiláctico. La inflamación de las vías altas (boca, esófago y vías pulmonares) impide respirar con normalidad y suministrar suficiente oxígeno a las células, y la presión sanguínea baja, causando desvanecimientos.

Tratamiento para la alergia al huevo en niños

El único tratamiento posible para la alergia al huevo es evitarlo en la dieta. Aunque esto puede parecer simple, lo cierto es que hay infinidad de preparados alimenticios que contienen huevo, por lo que es conveniente leer de manera exhaustiva las etiquetas. Además, algunas vacunas y/o medicamentos utilizan de alguna manera el huevo, por lo que el médico debe estudiar cada caso de manera individual.

La presencia de huevo en los alimentos puede leerse de muchas maneras, no solo como huevo per se. Las proteínas del huevo pueden aparecer como ingredientes incluyendo nombres como: ovoalbúmina y conalbumina (también llamada transferrina), ovomucina, ovomucoide, lisozima, avidina, biotina, flavoproteina, ovoglobulina…

Consejos sobre el consumo de huevos en la infancia

- Evitar el huevo en la dieta no causa ninguna deficiencia nutricional siempre que se siga una dieta equilibrada.

- Normalmente se puede consumir de forma segura carne de pollo, aunque conviene consultar al alergólogo.

- No deben consumirse huevos de otros animales.

- Si se trata de un lactante, la madre también debe evitar el huevo mientras continúen con lactancia materna.

- Aunque no siempre, la alergia al huevo alerta sobre la posibilidad de que aparezcan otras alergias, por lo que conviene ser cautos a la hora de introducir alimentos en la dieta del bebé.