Qué tratamientos dentales son compatibles con la lactancia materna

La importancia de cuidar la salud dental en el embarazo y cuando das el pecho

Meybol Lorena Ramírez

Para nadie es un secreto que durante la lactancia materna hay muchos mitos y leyendas que han generado muchos miedos en las madres. Uno de los más comunes es el realizando con las visitas al dentista, porque muchas mujeres han oído o escuchado que algunos tratamientos dentales pueden ser no compatibles con la lactancia materna por la utilización en los mismos de anestésicos. 

En el siguiente artículos vamos a orientarte sobre los procedimientos dentales compatibles durante el proceso de amamantamiento para que sepas de una vez por todas si los anestésicos afectan o no a tu bebé en la lactancia matera. ¡Despejemos las dudas ya! 

Problemas dentales durante el embarazo y la lactancia materna 

Qué tratamientos dentales son compatibles con la lactancia materna

La salud dental es tan importante como cualquier chequeo médico. Creo que a ninguna madre durante el período de lactancia le gustaría experimentar un dolor de muela que la lleve a pasar una mala noche, teniendo un bebé pequeño que demanda atención sobre todo durante las madrugadas.

Además, durante el embarazo y lactancia, es común que se presenten molestias dentales, debido a los cambios en el metabolismo y disponibilidad del calcio, así que es frecuente que puedas tener un dolor de muela o te sangren las encías. Resulta bastante desagradable, porque lleva a molestias que no son deseadas por nadie y menos durante este período. Además, por otro lado, puede crearte angustia a la hora de pensar si puedes o no hacerte un procedimiento dental por el temor a la anestesia.

Cuidados dentales cuando estás dando el pecho 

cuidados dentales cuando está dando el pecho

Cualquier procedimiento odontológico es compatible con la lactancia: extracciones molares, cura de caries dental, tratamientos de conductos, colocación de brakects, limpieza dental y blanqueamientos, entre otros, ya que el tipo de anestesia utilizada en estos procedimientos es local, es decir, que actúa en el sitio de aplicación de la zona afectada.

Es común escuchar cómo algunos dentistas indican a las madres en el período de lactancia que, una vez realizado el procedimiento, deben desechar la leche materna o no ofrecer el pecho durante unas horas posteriores de haber recibido el tratamiento odontológico por el uso de anestesia local. Realmente se trata  de un error, ya que puedes seguir amamantando sin ningún problema, ya que no afecta la salud de tu bebé, ni interfiere con la producción de la leche materna y mucho menos “seca” la leche. Estos son solo mitos o falta de información por el personal de salud.

Sin embargo, si te vas hacer un procedimiento odontológico y dudas sobre algún anestésico porque realmente son varios (pero como te comenté ninguno interfiere con la lactancia) o tu dentista te indica suspender la lactancia, lo mejor es que le preguntas a tu matrona o a una asesora de lactancia para que comprueben el riesgo que este producto pueda tener para ti y para el peque.

Siempre es recomendable antes del embarazo, hacerse un chequeo odontológico para saber el estado de la salud oral, pero debido a los cambios que surgen en el embarazo y lactancia, no es raro ver que puedas presentar alguna molestia.

Lo mejor es que estés tranquila y segura de realizarte cualquier procedimiento sin necesidad de suspender la lactancia materna. La anestesia local no va a ocasionar ningún problema ni a ti ni a tu bebé y no es bueno que aguantes dolores dentales ni pases un mal rato creyendo que puede afectar tu lactancia.

Además, si al salir del dentista, este indica antiinflamtorios o antibióticos también puedes cumplirlo sin problemas porque la cantidad que pasa a través de la leche materna es mínima sin problemas para tu bebé y no afecta a la cantidad ni a la producción de leche. ¡Por una sonrisa de película!