Qué leche dar al bebé tras el destete

Cómo escoger leche para el niño tras el final de la lactancia

Con la evolución de los productos lácteos y la aparición de las leches vegetales, a menudo nos encontramos en la tesitura de no saber que leche elegir para incluir en la alimentación de nuestros pequeños.

En Guiainfantil.com aclaramos todas las dudas que pueden surgir en este momento y te contamos qué leche dar al bebé tras el destete.

Consejos sobre qué leche dar al bebé tras el destete

Leche para el bebé tras el destete

- La leche entera de vaca es, por regla general, la que menos procesada está. Su contenido en grasa es elevado, si, y contiene, además, una cantidad considerable de grasas saturadas y colesterol, no los mejores nutrientes para incluir en la dieta de nuestros hijos. Además, contiene gran cantidad de proteínas, calcio y vitaminas, sobre todo D y B12. La presencia de grasa es necesaria como vehículo de la vitamina D, ya que esta es una vitamina liposoluble. La vitamina D es necesaria para la absorción del calcio, y de hecho, y dado que calcio se absorbe mejor en presencia de lactosa, vitamina D y a una adecuada relación calcio/fósforo, la leche entera es la mejor a la hora de asegurarse unos huesos fuertes.

- Las leches semidesnatadas y desnatadas, tienen cantidades similares de proteínas y calcio a la leche entera, pero obviamente menos grasa y por tanto, menos contenido de vitamina D, haciendo más complicada la absorción del calcio. Sin embargo, al tener menos grasas saturadas, es más saludable, por lo que hay que valorar el aporte de calcio y vitamina D desde otras fuentes si se opta por ofrecer leche desnatada a los niños.

- Tanto la leche entera como las semidesnatadas y desnatadas contienen lactosa como carbohidrato principal. La lactosa puede causar problemas digestivos. La digestión de la lactosa necesita de una enzima, la lactasa, que se encarga de dividirla en glucosa y galactosa para que puedan ser utilizados por las células. Las personas con intolerancia a la lactosa producen poca lactasa, por lo que la lactosa de la leche se acumula en su tracto gastrointestinal y es fermentada por las bacterias presentes en el, produciendo las flatulencias típicas de esta intolerancia.

- Las leches vegetales, por otra parte, tienen un bajo contenido de grasas saturadas y colesterol, a excepción de la leche de coco. Contienen además pocas proteínas y de bajo valor biológico, salvo la leche de soja, cuya proteína es de mejor calidad. Su aporte de micronutrientes, salvo que se añadan de manera artificial, es escaso. Y contienen, en general, muchos azucares aunque en el caso de la bebida de arroz, son de liberación lenta.

Es difícil establecer que leche debe ofrecerse a los niños tras el fin de la lactancia, pero para una elección más acertada es mejor tener en cuenta que leche consume el resto de la familia y porque, es fácil que esa sea la mejor opción también para nuestros pequeños.