Cuando al niño no le gusta besar ni abrazar

Cuál debe ser la reacción más correcta de los padres cuando el niño no quiere dar besos o abrazos

Sofía Gil Guerrero
Sofía Gil Guerrero Psicóloga General Sanitaria

¿Tu hijo no quiere abrazar ni besar a otras personas? No les des demasiada importancia a este asunto. Son muchos los padres que se preocupan en exceso al observar que su hijo rechaza de manera sistemática los besos y los abrazos de otras personas.

El niño puede negarse a dar besos o abrazos por diversos motivos. Puede ser que sea un niño tímido que sienta vergüenza e incomodidad al interactuar con otras personas, también es posible que no le agrade tener contacto físico con personas físicas que no son de su confianza, y otra de las posibilidades es que perciba que manifestando esta conducta de rechazo incomoda a sus padres y utilice dicha conducta para captar la atención de sus progenitores.

Qué hacer si el niño es poco cariñoso

cuando al niño no le gusta besar ni abrazar

En ocasiones, los padres también se sienten avergonzados cuando su hijo se resiste a besar o abrazar a otras personas de su entorno más cercano y consideran que deben obligar al niño o la niña a dar besos y abrazos. Pero, ¡esta no es la mejor manera de actuar cuando el niño se niega a besar o abrazar!

Los niños son personas independientes y como padres debemos ayudarles a ser libres y a actuar conforme a sus motivaciones, deseos, sus necesidades, sus gustos, etc. Los niños son pequeños pero no por ello tienen menos derecho a decidir qué quieren o qué no quieren hacer. Debemos respetar su criterio, su manera de expresarse, su forma de relacionarse con el entorno, y en definitiva entender que no son de nuestra propiedad sino que por el contrario, desde el momento en el que nacen son personas libres.

Muchas veces queremos imponer nuestro criterio y que el niño haga lo que nosotros consideramos que es lo mejor por miedo a que las personas de nuestro entorno piensen que no hemos educado a nuestro hijo adecuadamente o simplemente porque nos sentimos comprometidos y avergonzados cuando el niño se niega a actuar de la manera que a nosotros nos gustaría.

Vamos a hacer una pequeña reflexión, ¿cómo te haría sentir si te obligaran a besar o abrazar a alguien sin tu querer hacerlo? Seguramente te resultaría incómodo y sentirías que no están respetando tus decisiones, ¿verdad? ¡pues a los niño les sucede exactamente lo mismo!

Normalmente, cuando el niño percibe que sus padres no le da mucha importancia a este asunto y siente que tanto él como sus decisiones son respetadas, comenzará a relajarse y esas conductas de rechazo a ser besado o abrazado irán desapareciendo. Poco a poco, nuestro hijo irá aprendiendo, observando a los adultos que le rodean, las normas sociales y se irá adaptando a ellas sin ningún problema.

Cuando el niño rechaza los abrazos y los besos

Cuando el niño no quiere abrazar o besar

A continuación, compartimos con vosotros algunas recomendaciones que os ayudarán a abordar adecuadamente la conducta de rechazo que manifestar vuestro hijo cuando las personas de su entorno le demandan besos o abrazos:

- No te alarmes si tu hijo se niega a dar un beso o abrazo a otra persona. Lo más recomendable es actuar con normalidad y no insistirle para que lo haga.

- ¡Besar o abrazar no debe ser una obligación! No hay que obligar a los niños a dar besos o abrazos a otras personas si ellos no quieren hacerlo. Los niños tienen que sentirse libres para besar a quién quieran y cuándo quieran.

- Debemos respetar a los niños y sus decisiones. Su cuerpo es suyo, debemos respetar que ellos elijan con quién quieren tener contacto físico y con quién no.

- No debemos convencer al niño para que termine besando o abrazando a alguien en contra de su voluntad ya que podemos favorecer de esta manera que sean más vulnerables a un abuso por parte de otra persona por no estar acostumbrados a decir NO a un contacto físico que no desean que tenga lugar. Es muy bueno que los niños pongan sus propios límites.

- No le castigues por ello, tampoco le manipules si se niega a besar o abrazar. Es común oír en los adultos frases como:

  • Si no me das un beso me voy a poner muy triste
  • Si no me das un beso es que no me quieres
  • Me voy a poner a llorar si no me besas
  • Dale un beso a tu abuela o se enfadará mucho contigo

Puedes leer más artículos similares a Cuando al niño no le gusta besar ni abrazar, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: