Por qué son tan importantes las ilustraciones en los cuentos infantiles

La importancia de los dibujos en los cuentos para niños

Una ilustración es una fotografía, dibujo o lámina que se coloca en un texto o impreso para representar gráficamente lo expuesto, ejemplificarlo o hacer más atractivo el resultado. Un cuento es una narración breve de ficción.

Pero, ¿por qué se suelen unir ambos recursos?, ¿por qué son tan importantes las ilustraciones en los cuentos infantiles? La respuesta parece obvia pero tiene un interesante porqué.

Las ilustraciones en los cuentos infantiles

 La importancia de las ilustraciones en los cuentos infantiles

A veces las ilustraciones cuentan las historias sin necesidad de apoyarse en los textos, es el caso de los álbumes ilustrados, las imágenes son tan sugerentes que llevan todo el peso narrativo de la historia pero, por lo general, las ilustraciones y los textos se complementan y, muchas veces, de la manera de interrelacionarse entre ellos depende el éxito de un cuento infantil. Un texto puede ser muy bueno pero acompañado de una mala ilustración lo desmerecerá y lo mismo ocurrirá al revés. Está claro que lo primero que llama la atención de un cuento, lo primero que entra por los ojos, son las ilustraciones, en eso no hay discusión.

Aunque los niños no sepan leer, se sentirán atraídos por las imágenes y fotografías de los libros y, si entienden este «lenguaje visual»  que enriquece y complementa de manera tan extraordinaria al texto, conectarán de inmediato con el cuento y se adentrarán felices  en el mundo de la fantasía.

La combinación de los diferentes colores en las ilustraciones de los cuentos infantiles: las formas, el tamaño, el cómo estén realizadas, ya sea con pinturas, rotuladores, collages, acuarelas o digitalizadas, serán fundamentales para atrapar la atención de los más pequeños y harán que queden encantados y con ganas de leer futuras historias.  

Normalmente cuando se publica un cuento, ilustrador y escritor deben ponerse de acuerdo pues, debe haber un equilibrio entre uno y otro pero, creo que es acertado que el ilustrador tenga libertad a la hora de crear a partir de un texto porque ilustrarlo bien es enriquecerlo, es una manera esencial de poder comunicar y, un cuento infantil con imágenes atractivas resultará entretenido, divertido, estimulará la imaginación y la fantasía  de los niños y, por lo tanto, aumentará el gusto por la lectura además de proporcionarles un rato muy agradable.

Las ilustraciones son fundamentales para que los niños puedan entender bien un texto, deben ser claras y adecuadas a su edad y  su finalidad será conquistar la atención de los pequeños lectores pues, en realidad, son como una segunda lectura y si el niño no las entiende no disfrutará y, por tanto, se romperá la magia del momento.

Un cuento infantil bien ilustrado despertará la curiosidad de los niños y hará que disfruten más a la hora de leerlo.

Para acabar os dejo una frase: «Compartir es construir»