Cuentos cortos para bebés

Una recopilatorio de cuentos para leer a tus hijos desde que son bebés

María Machado

No hace falta esperar a que los bebés hablen o entiendan lo que estamos diciendo para poder contarles historias. Los expertos nos dicen que el contacto con los libros puede realizarse desde las primeras etapas de la infancia. Ya desde la cuna, leer cuentos cortos para bebés resulta un estímulo genial para los más pequeños de la casa.

Y es que la introducción temprana a la literatura infantil supone grandes ventajas para el desarrollo posterior del niño. Ellos inicialmente pueden ver las ilustraciones, pueden tocar el cuento e, incluso, chuparlo si es de tela o de plástico (¡y está bien limpio!). ¿Quieres iniciar a tu hijo en el maravilloso mundo de la lectura? ¡No dejes pasar el recopilatorio de relatos geniales que te proponemos a continuación!

Cuentos bonitos y cortos para leer a los bebés

Los mejores cuentos cortos para los bebés

Aquí tienes una selección de cuentos que puedes leer a tu bebé y estimularle en la lectura. Encontrarás cuentos de todo tipo, algunos muy tiernos como 'Un pollito llamado Llito' o 'El elefante bebé' y otros que son cuentos de toda la vida, cuentos tradicionales que han ido pasando de generación en generación. ¡Que los disfrutéis mucho!

Algunas consideraciones para leerle cuentos a tu bebé

Cuentos cortos para leer a bebés

Para que la experiencia de la lectura de estos cuentos sea aún más estimulante y entretenida, a continuación te proponemos algunas claves que debes tener en cuenta para leerle a tu hijo.

- El tiempo de atención de tu bebé no será muy largo
Por muy divertido sea el cuento que le estás leyendo a tu bebé, no puedes esperar que preste tanta atención como lo haría un niño de 5 años. Debemos tener en cuenta que la capacidad para focalizarse en un estímulo que tiene delante va mejorando con el paso del tiempo. Los bebés se centran en aquello que les llama más la atención, por lo que si, de repente, ven que su juguete favorito está al otro lado del sofá, perderán el interés en el libro y tratarán de cogerlo. Así que, si tu bebé quiere cambiar de actividad poco después de comenzar la lectura, no es porque seas mala cuentacuentos, sino porque aún tiene que aprender a mantener la atención.

- La lectura es un juego
Debemos convertir el momento de la lectura en un juego divertido para los niños. De esta forma, resultará mucho más atractivo para los pequeños. Para ello, puedes utilizar marionetas, muñecos, representar tú mismo la historia...

- Utiliza distintas voces para los distintos personajes
Una buena forma para divertir y llamar la atención de los bebés es teatralizar el relato. Para ello, no dudes en sacar ese niño divertido que llevas dentro y conviértete en cada uno de los personajes del cuento dotándoles de personalidad y voz propia.

Como asegura Elisabel Rubiano de la Universidad de Carabobo (Venezuela) en su estudio 'Palabras que nutren y arrullan. Avances del proyecto disposición lectora para bebés', para la revista Educere, en el caso de la lectura para bebés es mucho más importante nuestra voz, su musicalidad y su tono que lo que realmente estamos diciendo. Y es que el pequeño entiende más a partir de nuestra expresividad, ya sea a través de la voz o través de gestos, que a través de las propias palabras que van saliendo de nuestra boca. Por este motivo, dotar de cierta teatralidad a nuestros cuentos hará que los bebés disfruten más de la lectura.

los cuentos para bebés y la literatura infantil

- Ve señalando las ilustraciones
Una buena forma de que tu pequeño vaya siguiendo la historia es ir señalando las ilustraciones del cuento. Lo puedes hacer para que comprenda las distintas acciones o para enfatizar qué personaje está hablando en ese momento.

- Escoge cuentos llamativos para tu bebé
Busca historias sencillas, con ilustraciones llenas de color y cuentos breves. Aquellos libros que tienen texturas también son de gran ayuda para estimular a los pequeños. Aunque entorpezca la lectura, deja que tu bebé agarre el libro, lo golpee o trate de pasar las hojas, ya que todo este juego tiene grandes beneficios para él.

Incluso, no dudes en inventar cuentos que resulten llamativos para tu bebé. ¡Con la práctica te convertirás en el mejor cuentacuentos!

- Prepara un ambiente de lectura tranquilo
Para dirigir la atención de tu pequeño hacia el libro, evita todos los estímulos externos que pudieran ser molestos. Apaga la televisión o la radio, recoge los juguetes... Una gran idea podría ser poner un poco de música clásica calmada, sobre todo cuando buscamos que nuestro hijo se relaje.

Los grandísimos beneficios de la lectura de cuentos

Los beneficios de la lectura de cuentos para los bebés

¿Sueles leer cuentos cortos a tu bebé? ¡Pues deberías! Y es que, como ya te hemos adelantado al principio de este artículo, esta actividad tiene muchos beneficios para los más pequeños. Vamos a ver algunos de los más destacables.

1. Mejora el vínculo entre padres y bebés
Durante la infancia, el vínculo entre los padres y el bebé tiene una gran importancia, ya que transmite seguridad al pequeño. Pasar momentos divertidos y de proximidad, como puede ser este ratito de lectura, es una manera genial para potenciar el apego. Por eso, no dudes en sentar a tu bebé en tu regazo y leer un cuento con él.

2. Ayuda a calmar al bebé
La lectura de una historia puede ser una forma maravillosa de calmar a tu bebé antes de dormir, sobre todo en el caso de esos pequeñines llenos de energía que no paran de gatear o corretear durante todo el día. Ya sea tumbado en tus brazos o en su cama, leer un cuento puede ayudarle a bajar el ritmo que hasta entonces llevaba. En este caso, lo mejor es utilizar un tono de voz calmado y tranquilo.

3. Es un actividad muy estimulante para los bebés
La lectura es un gran juego de estimulación para los niños: visual, por las imágenes que ven en los libros; auditiva, porque te escuchan narrar la historia; táctil, en caso de que el cuento tenga distintas texturas y de que sean capaces de pasar las páginas... Y, por supuesto, fomenta la adquisición del lenguaje de los más pequeños.

4. Enseña palabras nuevas a los niños
Sobre todo en el caso de los bebés más grandes, la lectura puede acostumbrarles a escuchar palabras que hasta entonces no habían escuchado. De hecho, los cuentos pueden ser un apoyo perfecto para reforzar el aprendizaje de las primeras palabras: mamá, papá, colores, animales...

5. Fomenta la lectura en el futuro
El hecho de que los niños estén acostumbrados a tener cuentos entre las manos desde que son muy pequeños, fomenta el hábito de lectura para el futuro. Los pequeños aprenden a normalizar y cogen la rutina de dedicar un rato de cada día a la lectura.

6. Nunca es demasiado pronto para empezar con la lectura
Incluso antes de que el bebé nazca, la lectura es un recurso perfecto para mejorar el vínculo entre los padres y el hijo. El pequeño se empezará a acostumbrar a la voz de su mamá y de su papá.

Otras actividades para disfrutar junto a tu bebé

Actividades en familia para los bebés

Además de los leer cuentos, hay muchas otras actividades que puedes compartir que tu bebé. Al tiempo que pasáis un momento muy divertido, conseguirás estimular a tu pequeño. Veamos algunas otras actividades perfectas para disfrutar con tu bebé.

- Cantar y bailar canciones infantiles
Las canciones infantiles son un recurso educativo genial para estimular el sentido del ritmo y la música de tu bebé, pero también para que aprenda vocabulario, para que mejore su psicomotrocidad... ¡Y para que pase un gran momento!

- Disfrutar de las canciones de cuna
Además del cuento de buenas noches, escuchar canciones de cuna o nanas ayudará a los niños a disponerse a la cama de una forma más calmada.

- Juegos y actividades de estimulación
Marionetas, juegos para apilar, construcciones, pinturas... Cualquier actividad puede ser una gran oportunidad para que tus hijos aprendan y sacien su curiosidad. Ten en cuenta que la supervisión de un adulto es siempre necesaria.

- Disfrutar con las bandejas sensoriales
Con objetos que todos tenemos en casa, podemos hacer una sencilla bandeja sensorial que estimule los sentidos de los niños, pero que también mejore su coordinación mano-ojo y trabaje la psicomotrocidad fina.

Puedes leer más artículos similares a Cuentos cortos para bebés, en la categoría de Cuentos infantiles en Guiainfantil.com.