Patito feo. Cuentos infantiles tradicionales

Se trata de un cuento de Hans Christian Andersen que representa los prejuicios y la exclusión por ser diferente

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

Ser distinto o diferente a los demás no debe ser motivo para tener vergüenza. Lee este cuento del Patito Feo, escrito por Hans Christian Andersen, a tus hijos, y edúcales en valores: todos somos diferentes y todos debemos respetarnos. No importa dónde hayamos nacido, ni qué color de piel tengamos; debemos mirar a las personas al corazón, a sus buenas actitudes y a sus buenos valores. Verás cuánto disfrutan los niños con los cuentos infantiles tradicionales como este de El Patito Feo.

Cuento corto tradicional para los niños - El Patito Feo

Patito feo: cuentos infantiles tradicionales para niños

En una hermosa mañana de verano, los huevos que habían empollado la mamá Pata empezaban a romperse, uno a uno. Los patitos fueron saliendo poquito a poco, llenando de felicidad a los papás y a sus amigos. Estaban tan contentos que casi no se dieron cuenta de que un huevo, el más grande de todos, aún permanecía intacto.

Todos, incluso los patitos recién nacidos, concentraron su atención en el huevo para ver cuándo se rompería. Al cabo de algunos minutos, el huevo empezó a moverse. Pronto se pudo ver el pico, luego el cuerpo, y las patas del sonriente pato. Era el más grande, y para sorpresa de todos, muy distinto de los demás. Y como era diferente todos empezaron a llamarle el Patito Feo.

La mamá Pata, avergonzada por haber tenido un patito tan feo, le apartó con el ala mientras daba atención a los otros patitos. El patito feo empezó a darse cuenta de que allí no le querían. Y a medida que crecía, se quedaba aún más feo, y tenía que soportar las burlas de todos. Entonces, en la mañana siguiente, muy temprano, el patito decidió irse de la granja.

Triste y solo, el patito siguió un camino por el bosque hasta llegar a otra granja. Allí, una vieja granjera le recogió, le dio de comer y beber, y el patito creyó que había encontrado a alguien que le quería. Pero, al cabo de algunos días, él se dio cuenta de que la vieja era mala y solo quería engordarle para transformarlo en un segundo plato. El patito salió corriendo como pudo de allí.

El invierno había llegado, y con él, el frío, el hambre y la persecución de los cazadores para el patito feo. Lo pasó muy mal. Pero sobrevivió hasta la llegada de la primavera. Los días pasaron a ser más calurosos y llenos de colores. Y el patito empezó a animarse otra vez.

Un día, al pasar por un estanque, vio las aves más hermosas que jamás había visto. ¡Eran cisnes! Y eran elegantes, delicadas y se movían como verdaderas bailarinas, por el agua. El patito, aún acomplejado por la figura y la torpeza que tenía, se acercó a una de ellas y le preguntó si podía bañarse también en el estanque.

Cuento infantil. El patito feo. Cuentos para niños

Y uno de los cisnes le contestó:

- Pues, ¡claro que sí! Eres uno de los nuestros.

Y le dijo el patito:

- ¿Cómo que soy uno de los vuestros? Yo soy feo y torpe, todo lo contrario de vosotros. Vosotros son elegantes y vuestras plumas brillan con los rayos del sol.

Y ellos le dijeron:

- Entonces, mira tu reflejo en el agua del estanque y verás cómo no te engañamos.

El patito se miró y lo que vio le dejó sin habla. ¡Había crecido y se había transformado en un precioso cisne! Y en este momento, él supo que jamás había sido feo. Él no era un pato sino un cisne. Y así, el nuevo cisne se unió a los demás y vivió feliz para siempre.

FIN

Las actividades educativas para los niños tras leer el cuento

Actividades del patito feo para niños

A los niños les encantan los cuentos tradicionales por muchos motivos. Tal y como se explica en la investigación de la profesora Isabella Leibrandt ('La importancia de los cuentos tradicionales para la educación infantil y el aprendizaje de idiomas') para la Universidad de Navarra, los cuentos de siempre fomentan la imaginación de los niños, pero también trabajan su comprensión y les explican conceptos complicados de entender como, por ejemplo, la muerte.

Por todo ello, estamos seguros de que el cuento de El Patito Feo ha conseguido llamar la atención de tus hijos. Para seguir fomentando el hábito de lectura, a continuación te proponemos algunas actividades relacionadas con la historia.

1. Preguntas de comprensión lectora
En primer lugar, te proponemos algunos ejercicios de comprensión lectora. ¡Aquí van las preguntas!

Todos los huevos del nido eran del mismo tamaño, ¿verdadero o falso?
La mamá Pato cuidó y quiso al patito feo tanto como al resto de los patitos, ¿verdadero o falso?
¿Qué decidió hacer el patito?
¿La mujer anciana tenía buenos deseos hacia el patito protagonista del cuento?
¿Qué pensó el patito feo cuando vio a los cisnes en el estanque?
¿Qué vio en su reflejo en el agua?

2. Laberinto del patito feo
¡Ayuda al patito feo a llegar hasta el estanque donde le esperan los cisnes! Pincha en la imagen para descargarla.

Laberinto del patito feo para niños

3. Las estaciones del año
¿Te has fijado que este cuento transcurre por las diferentes estaciones del año? Podemos aprovechar para reforzar el aprendizaje de las mismas en los niños más pequeños. Hablad de cuáles son las características más destacadas del invierno, primavera, verano y otoño en la zona en la que vivís (las hojas caen, hace mucho calor, nieva...).

4. La vida de El Patito Feo en su nueva familia
El final de este cuento nos explica que, nuestro amigo, el patito feo se quedó a vivir con los cisnes del estanque, pues él mismo era un cisne. Fue muy feliz viviendo con su nueva familia. Pero, ¿cómo será su vida ahora? ¿Qué aventuras le faltan por vivir? Invita a tus hijos a inventar un cuento sobre la nueva vida de El Patito Feo.

5. ¡Mándanos tu cuento!
Y si tú o algún familiar o amigo escribe cuentos infantiles, no dejéis de enviárnoslos a: ¡CÚENTANOS UN CUENTO!

Cuentos infantiles tradicionales para leer junto a tus hijos

Cuando compartimos un momento de lectura de cuentos con nuestros hijos, estamos creando recuerdos inolvidables de cara al futuro. Hay muchos tipos de cuentos: cuentos con valores, cuentos de hadas, cuentos de emociones... Pero algo tienen los cuentos tradicionales que siempre llaman la atención de los más pequeños. Hemos hecho un pequeño recopilatorio de relatos de siempre. Si os gusta, ¡compártelo!

Puedes leer más artículos similares a Patito feo. Cuentos infantiles tradicionales, en la categoría de Cuentos infantiles en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: