Pinocho. Cuentos para niños

Un cuento clásico que enseña a los niños qué ocurre cuando son desobedientes y dicen alguna mentira

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Detrás de todo cuento o historia infantil, siempre existe un mensaje, una reflexión y un consejo para los niños. El cuento infantil de Pinocho, un muñeco de madera que soñaba en ser un niño de verdad, nos enseña valores como el respeto, es esfuerzo, la responsabilidad y la amistad.

Pinocho aprenderá a obedecer, a hacerse responsable, a no fiarse de los extraños, y a dar valor a la escuela. Y sobretodo, nos enseña el valor de la verdad. Las mentiras tienen piernas muy, pero que muy cortas.

Pinocho: un cuento para enseñar a los niños a no mentir

Pinocho. Cuento infantil sobre la mentira

En una vieja carpintería, Geppetto, un señor amable y simpático, terminaba un día más de trabajo dando los últimos retoques de pintura a un muñeco de madera que había construido.

Al mirarlo, pensó: ¡qué bonito me ha quedado! Y como el muñeco había sido hecho de madera de pino, Geppetto decidió llamarlo Pinocho. Aquella noche, Geppeto se fue a dormir deseando que su muñeco fuese un niño de verdad.

Siempre había deseado tener un hijo. Y al encontrarse profundamente dormido, llegó un hada buena y viendo a Pinocho tan bonito, quiso premiar al buen carpintero, dando, con su varita mágica, vida al muñeco.

Al día siguiente, cuando se despertó, Geppetto no daba crédito a sus ojos: Pinocho se movía, caminaba, se reía y hablaba como un niño de verdad, para alegría del viejo carpintero.

Feliz y muy satisfecho, Geppeto mandó a Pinocho a la escuela. Quería que fuese un niño muy listo y que aprendiera muchas cosas. Le acompañó su amigo Pepito Grillo, el consejero que le había dado el hada buena.

Pero, en el camino del colegio, Pinocho se hizo amigo de dos niños muy malos, siguiendo sus travesuras, e ignorando los consejos del grillito. En lugar de ir a la escuela, Pinocho decidió seguir a sus nuevos amigos, buscando aventuras no muy buenas.

Al ver esta situación, el hada buena le hechizó. Por no ir a la escuela, le colocó dos orejas de burro, y por portarse mal, le dijo que cada vez que dijera una mentira, le crecería la nariz, poniéndosele además colorada.

Pinocho acabó reconociendo que no estaba siendo bueno, y arrepentido decidió buscar a Geppetto. Supo entonces que Geppeto, al salir en su busca por el mar, había sido tragado por una enorme ballena. Pinocho, con la ayuda del grillito, se fue a la mar para rescatar al pobre viejecito.

Cuando Pinocho estuvo frente a la ballena le pidió que le devolviese a su papá, pero la ballena abrió su enorme boca y se lo tragó también a él. Dentro de la tripa de la ballena, Geppetto y Pinocho se reencontraron. Y se pusieran a pensar cómo salir de allí.

Y gracias a Pepito Grillo encontraron una salida. Hicieron una fogata. El fuego hizo estornudar a la enorme ballena, y la balsa salió volando con sus tres tripulantes.

Todos se salvaron. Pinocho volvió a casa y al colegio, y a partir de ese día siempre se comportó bien. Y en recompensa de su bondad, el hada buena lo convirtió en un niño de carne y hueso, y fueron muy felices por muchos y muchos años.

Preguntas de comprensión lectora sobre el cuento de Pinocho

el cuento de pinocho

Y ahora llega el momento de la verdad: averiguar si tu hijo entendió el mensaje del cuento clásico de Pinocho. Para hacerlo, te sugerimos que establezcas con ellos un pequeño coloquio o debate que puede constar de dos partes. Por un lado, preguntas centradas en el argumento propiamente dicho y, por otro, (para los más mayores), cuestiones acerca del mensaje que nos quiere transmitir esta historia.

1. ¿Por qué el personaje principal del cuento se llamaba Pinocho?

2. ¿Cuál era el deseo más grande de Geppetto?

3. ¿Quién era Pepito Grillo?

4. ¿Obedeció Pinocho a su padre?

5. ¿Qué encantamiento hizo el hada con él?

6. ¿Qué es la mentira?

7. ¿Qué consecuencias tiene decir muchas mentiras?

8. ¿Qué has aprendido con este cuento?

Actividades que podéis hacer sobre el cuento de Pinocho

actividades sobre cuento de pinocho

El mundo de Pinocho no se acaba solo en la lectura de este cuento. Desde Guiainfantil.com te proponemos un montón de actividades y propuestas educativas que puedes hacer en familia para pasar un rato divertido con tus hijos.

- Hacer una marioneta
¿Tienes por casa un rollo de papel higiénico vacío, cartulinas de colores, hilo, una pelota de corcho y pegamento? Entonces ya tienes todos los materiales necesarios para crear una simpática marioneta inspirada en el cuento de Pinocho.

- Ver el clásico de Disney
Prepara las palomitas porque... ¡hoy toca sesión de Disney! Para que la magia de Pinocho siga presente en casa, te proponemos que después de contarle el cuento a tu hijo, organices una tarde de cine para ver el clásico de Disney. ¡Seguro que encontráis más puntos con los que trabajar en casa los valores!

- Lista de frases
'Todo puede ser', 'Deja a tu conciencia ser tu guía' o 'El mundo está lleno de tentaciones' son algunas de las poderosas frases que se pueden extraer de la lectura del cuento de Pinocho o de la visualización de su versión cinematográfica. Te invitamos a que la próxima vez que estéis frente al libro o la televisión, tengáis papel y boli a mano y hagáis un listado con las frases más importantes. Podéis ponerlas luego en un imán en la nevera o que el niño las escriba en su escritorio o pizarra.

- Hacer una obra de teatro
Para las familias que tengan en su casa a un futuro actor o actriz, le sugerimos que improvisen una obra de teatro basada en este precioso cuento. Lo primero es distribuir los papeles (quién será Pinocho, quién Gepetto, quién Pepito Grillo y demás personajes), buscar algo de decorado (para el mar, por ejemplo, se puede utilizar una sábana) y aprenderse el guión. Invitad a algunos familiares y/o vecinos y... ¡que comience la función!

- Cantar una canción
Y para los que quieran dar la nota, nada mejor que enseñarles algunas de las canciones más populares sobre este simpático niño para que la memoricen y la canten delante de todos vosotros. Su rima es muy fácil y su contenido, ¡muy divertido!

Cuentos y poemas para educar en valores a los niños

El cuento de Pinocho, escrito originalmente por el escritor y periodista italiano Carlo Collodi, permite que los niños aprendan que mentir no sirve de nada y que lo único que nos puede traer es una sucesión de problemas. Se trata de una enseñanza que les hará reflexionar y, sobre todo, que se lo piensen muy bien antes de mentir en casa o en colegio.

Si notas que la moraleja de esta historia ha calado en tu hijo y le ha hecho pensar, quizás es un buen momento para introducirle más cuentos o poesías que te permitan hablar con él de otros principios y valores necesarios para convertirse en una excelente persona, como puede ser la obediencia, la capacidad de equivocarse y reconocerlo o la importancia de vivir en paz con uno mismo y con los demás.

Puedes leer más artículos similares a Pinocho. Cuentos para niños, en la categoría de Cuentos infantiles en Guiainfantil.com.