Cómo enseñar a los niños a no irse con extraños

Pautas a seguir para evitar secuestros infantiles

Patricia Fernández
Patricia Fernández Redactora en Guiainfantil.com

Educar a los niños y explicarles que no deben irse con desconocidos a veces no es tan fácil como parece, ya que ¿quienes son esos desconocidos realmente?

Por desgracia, en la mayoría de casos de secuestros infantiles los responsables son personas cercanas de nuestro entorno familiar, lo que hace muy complicado que el  niño no confie en ellos.

Sin embargo, educar bien a nuestros hijos ante esta amenaza es la única manera de evitarla, y aunque podamos parecer desagradables o desconfiados con nuestros amigos o vecinos al poner en práctica algunas normas de seguridad, nuestro entorno debe comprender que es imprescindible si queremos proteger a nuestros hijos ante un secuestro.

Pautas que debemos enseñar a los niños para no irse con extraños

Cómo enseñar a los niños a no irse con extraños

No es cuestión de meter miedo a los niños, y que no sean capaces de salir solos a la calle, sino todo lo contrario, que aprendan que con unas simples precauciones se sentirán más seguros.

Debemos concienciar de que el peligro de un secuestro es algo real y que deben saber protegerse ellos mismos por si nosotros no estamos ahí. Con estas sencillas pautas podrás explicar al niño algunas normas a seguir.

1- Nunca aceptar regalos de extraños, y mucho menos golosinas. Los extraños no hacen regalos a niños desconocidos. Y, aunque las intenciones sean buenas, no sería la primera vez que han drogado a los niños con alguna golosina para poder llevárselos sin problemas, así que hay que enséñales a que se lo metan en el bolsillo y no se lo coman, o lo rechacen directamente.

2- Establece una palabra de seguridad, que solo tus hijos y tú conozcáis. Si alguien va a buscar a tus hijos al colegio de tu parte, siempre deberá decir esta contraseña aunque sea alguien conocido. Si no conoce la palabra, el niño no debe irse con esa persona.

2- Nunca acompañar a extraños o conocidos a ninguna parte, por mucho que les inviten a ver un cachorro, o les pidan que les ayuden, sin preguntarles las palabras de seguridad.

3- Pídele que, si alguien intenta agarrarle del brazo o meterle en un coche, grite bien alto ¡socorro! o ¡estos no son mis padres!

4- Explícale al niño que no debe haber secretos con otros adultos. Si alguien le pide que no lo cuente, es cuando nos lo tiene que contar.

5- Enséñale a que no debe darle vergüenza decir que no a alguien. Si alguien intenta forzarle en algún momento que grite No en alto para que los demás lo oigan y así disuadir al secuestrador sobre sus intenciones.

6- Que no conteste preguntas personales sobre nuestra vida familiar, ya que los secuestradores suelen usar la información que les da el niño para persuadirle de que son amigos de los padres. Tampoco le pongas camisetas con su nombre o con fotos familiares de las que puedan sacar información, y que tengan mucho cuidado con lo que ponen en las redes sociales.

7- Explícale porque no debe alejarse de la vista de los padres, y haz un ejemplo si fuese al revés para que lo entiendan.

8- Si el niño se pierde en algún comercio que nunca salga por la puerta, que se dirija a la caja o que no se mueva del sitio donde se perdió.

9- Dile que nunca se suba a coches de extraños o conocidos sin decirles la palabra de seguridad.

10- Si se quedan solos en casa, que no diga por teléfono, ni a través de la puerta que está solo en casa.