Cómo prevenir los secuestros infantiles

Consejos para enseñar al niño a desconfiar y a no ir ni aceptar nada de personas que no conoce

Laura Vélez
Laura Vélez Periodista

Uno de los grandes miedos de los padres es que algún extraño pueda llevar y secuestrar a sus hijos. No hay palabras para definir o explicar el miedo y el terror solo de pensarlo. Sin embargo, no se debe transmitir ese miedo o estrés a los niños. Lo que se debe hacer es estar atentos, y tomar las medidas preventivas necesarias para evitar un secuestro infantil. ¿Cómo educar a los niños para que no hablen ni que se vayan con personas que no conocen?

10 Claves para evitar los secuestros infantiles

Caballito columpio parque

Los más pequeños también deben ser conscientes del peligro, así que debemos hablar con ellos, inculcarles cierta prudencia sin ser alarmistas y sin atemorizarlos. Pero hay algunas reglas que deben quedar claras entre padres e hijos para evitar un episodio como el secuestro de niños o el abuso infantil.

1. Es fundamental enseñar a los más pequeños a desconfiar de los extraños. Más vale que el niño pase por un maleducado por no contestar a un desconocido cuando está solo que tener un disgusto. Enseña a tus hijos a no hablar ni aceptar nada de personas que no conocen.

2. Plantea cierta normas, explícale por qué no puede hablar con desconocidos, ni aceptar golosinas, ni mucho menos subirse a un coche. En el caso de que alguien extraño se le acerque, que el niño siempre acuda a su papá o a su mamá, para decirlo. Que no haga nada sin su autorización.

3. Tú nunca enviarías a nadie que el niño no conozca a darle un recado o a buscarle. Déjale claro este aspecto a tu hijo o hija porque muchos secuestradores utilizan el truco de decir que su madre les ha mandado a buscar.

4. Procura que tus hijos no lleven su nombre visible en ninguna prenda o mochila para evitar que el secuestrador les llame por su nombre creando así un clima de confianza.

5. Si llevas a tus hijos al parque, delimita la zona de juegos y no los pierdas de vista. Si salen del límite marcado, que te avisen y acompáñalos. Puede servirte a la hora de vigilarle vestirle con prendas de colores fuertes. Te ayudará a localizarlos rápidamente.

6. Los niños deben saber qué hacer en caso de un posible secuestro. Enséñales que si un desconocido se acerca a ellos e intenta llevárselos deben gritar para alertar a los demás.

7. En los sitios muy concurridos, como calles céntricas, espectáculos o ferias no sueltes a tus hijos de la mano. Puede ser muy limitante, pero las aglomeraciones de gente son el lugar perfecto para los secuestradores.

8. Nunca olvides que todas estas medidas de prevención de secuestros debes razonarlas con tus hijos por pequeños que sean. Ellos deben conocer los motivos por los que seguir las recomendaciones. En caso contrario, puede que no se tomen en serio estas medidas de seguridad.

9. Los niños deben estar protegidos, aunque eso a veces suponga cierta restricción de sus juegos infantiles. Y en todo caso, somos los padres quienes debemos aprender a vigilar a los más pequeños sin que se sientan asfixiados.

10. Si vives en una zona conflictiva con un alto riesgo de secuestros infantiles, puedes compensar las excesivas medidas preventivas con algún fin de semana en el campo para que tus hijos puedan jugar más libremente.

5 pautas a enseñar a los niños en caso de que se pierdan

qué deben hacer los niños en caso de que se pierdan

Es bueno estar alerta cuando acudimos con niños pequeños a lugares concurridos como pueden ser las ferias, los parques, centros comerciales, etc. En esos lugares tumultuosos es muy fácil que los niños se pierdan. Claro que no hay que transmitirles esta sensación de miedo y de angustia solo de pensar que eso pueda ocurrir. Lo mejor es seguir algunas pautas, que nos da la psicóloga Silvia Álava, para que expliquemos a los niños, considerando todas las edades, qué deben hacer en caso de que se pierdan de sus padres.

1. Buscar, acceder y hablar siempre a la gente que veas con uniforme (policías, guardias de seguridad, vigilantes de la playa, dependientes en los centros comerciales o responsables de los parques…). Ellos se encargarán de buscar a papá y a mamá.

2. En cuanto puedan memorizar dígitos, es importante que sepan el número de teléfono de papá o de mamá, así como sus nombres y apellidos. (Es importante que los niños se sepan su apellido, pues siempre será más fácil localizar al padre si se pierde).

3. Cuando se pierda, es decir, no ve a papá y a mamá, lo mejor es que se quede quieto en un lugar, sin moverse, hasta que lo encuentren. Será más fácil que los padres encuentren al niño que este a sus padres.

4. Si la playa o el parque en el que estamos ofrece la posibilidad de poner pulseras identificadoras con el móvil de los padres a los niños, hagamos uso de ellas. Aunque el objetivo es no tener que utilizarlas, ayudará a que estemos más tranquilos.

5. Mantener la tranquilidad, recordemos que el niño aprende por modelado, y tiene que ver que es importante mantenerse cerca de los padres, pero no es necesario que le trasmitamos nuestra angustia.

Puedes leer más artículos similares a Cómo prevenir los secuestros infantiles, en la categoría de Abusos en Guiainfantil.com.