4 grandes peligros de los centros comerciales para niños en Navidad

Planes para hacer con niños al aire libre

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Los centros comerciales son un lugar al que los padres acudimos con nuestros hijos con frecuencia. Son sitios en los que hay de todo -tiendas, restaurantes, cines, parques de bolas- y que nos permiten tenerlo todo a mano. En Navidad se convierten también en un reclamo por las "actividades" que allí hay, pero ¿somos conscientes de los peligros que encierran los centros comerciales para niños en Navidad

Por qué evitar los centros comerciales en Navidad con niños

centros comerciales en navidad con niños

En Navidad todos nos lanzamos a la calle. Tenemos que hacer compras típicas de estas fechas, queremos ver las luces, echar la carta a Papá Noel... Muchos padres, por comodidad, optamos por los centros comerciales como propuesta para pasar una tarde en familia. Si tú eres uno de ellos, quizás deberías tener en cuenta estas cuestiones la próxima vez que acudas a uno de ellos: 

- Las escaleras mecánicas
Para los pequeños son una atracción, porque lo ven como un cochecito al que se pueden subir y les transporta a otro sitio, pero nada más lejos de la realidad. Las escaleras mecánicas entrañan muchos peligros, ya que se les puede enganchar el pie o la mano y tener una desgracia. Por eso es importante que sepan que ¡siempre tienen que ir acompañados de un adulto! 

- Los carritos de la compra
Otro de los elementos con los que hay que tener cuidado son los carritos. Muchas veces, porque están cansados o por mera diversión, los niños piden a sus padres subirse al carrito, pero esta práctica puede resultar peligrosa si los pequeños no van en el desplegable destinado para ello, no llevan el cinturón de seguridad o su peso excede el recomendado. 

- Las corrientes de aire
Salimos de casa con el abrigo puesto por el frío, pero luego llegamos el centro comercial y nos sobra ropa (o al revés). Pasamos del frío al calor en cuestión de minutos y, luego, ineludiblemente, vienen los constipados y los catarros. 

- Estímulos innecesarios
Música alta en las tiendas, luces tintineantes que no paran de brillar, gente hablando a un volumen muy elevado... Demasiados estímulos que lo único que hacen es aumentar la actividad y el nerviosismo de los niños. Se produce una sobrecarga de información para el pequeño, algo que puede repercutir posteriormente en sus horas de sueño. 

- Aglomeración de gente
Sin duda, este es el gran peligro. Existe tal cantidad de gente que el niño se puede distraer en cualquier momento y perderse. Tú, en lugar de disfrutar de la tarde, te pasas las horas que estás en el centro comercial viendo qué hace, dónde está y regañándole si se separa 10 centímetros de tu vera. 

Consejos si vas a centros comerciales con niños en Navidad

Somos conscientes que, hay veces, que tienes que hacer compras, que no puedes dejar al niño solo en casa y tienes que ir con él al centro comercial. Para esos momentos, hemos elaborado una serie de consejos muy prácticos. ¡A mí me funcionan! 

- Apúntale en un papel tu número de teléfono
Si tu hija es mayor como la mía, es un buen momento para que se aprenda tu número de teléfono o el del padre por si surge alguna emergencia. Si es más pequeñita, apúntaselo en un papel para que se lo guarde en el bolsillo del pantalón y pueda recurrir a él en caso de que se extravíe. 

- Vístela con algo llamativo
En mi caso tengo dos niñas y siempre las visto con algo que sea fácil de ver y, siempre, las llevo iguales. Así no tengo qué pensar que llevaba una u otra. 

- Lugar de información
Cuando lleguéis al centro comercial, pasaros por el stand de información. En muchos suelen dar pulseras identificativas, pero en el caso de que no sea así, dile que si se pierde acuda a ese lugar, que tú enseguida irás allí. Si le resulta difícil, entonces que se quede donde está. Lo más importante es que no vaya de un lugar a otro y que tú tengas facilidad para dar con ella/él.

- Prohibido irse con extraños
Explícale que, si en algún momento alguien se acerca a ella y le dice que se vaya con él, inmediatamente tiene que decir que no. Que le enseñe el papel con el número de teléfono para que te llamen, pero que nunca se vaya con personas que no conoce, ni aunque le digan que es amigo de papá y/o mamá. 

Planes de Navidad para hacer con niños

Los centros comerciales no deben ser el único plan que puedes hacer con los niños en Navidad. ¡Existen miles de propuestas más y todas al aire libre!

- Visitar mercadillos navideños 
Será una oportunidad perfecta para disfrutar del ambiente de la ciudad, comprar alguna broma para el día de los Santos Inocentes, adquirir una figurita para el Belén o comer un dulce típico de estas fechas. 

- Asistir a algún recital de villancicos
En teatros, en iglesias o en centros culturales suele ser muy típico que realicen recitales de villancicos. Busca alguno que os pille bien por horario y distancia... ¡y a vivir el espíritu navideño! 

- Hacer una excursión al campo
En muchos países, la Navidad es sinónimo de frío y nieve. Si en tu ciudad no suele cubrirse el suelo de blanco, pero sí tienes algún lugar cerca que puedas visitar, ¡abrigaros bien, coged el coche y poned rumbo a este lugar tan mágico! Una guerra de bolas de nieve os está esperando. 

- Decoración navideña
Por las noches, las calles de las ciudades se llenan de una luz especial. Adornos en los gigantes árboles de navidad, terrazas con estrellas, farolas con guirnaldas. ¿Te lo vas a perder? 

Puedes leer más artículos similares a 4 grandes peligros de los centros comerciales para niños en Navidad, en la categoría de Familia - planes en Guiainfantil.com.