“La contraseña” Truco para evitar el secuestro de los niños

Cómo evitar que los niños se vayan con personas que conocen

Hace un tiempo vi un video en internet que me puso los pelos de punta. Se trataba de un experimento en el que querían comprobar cómo los niños eran susceptibles de irse con cualquiera, por mucho que nosotros les digamos que no hablen con extraños. El problema es que muchas veces esos secuestradores son personas conocidas.

¿Cómo podemos evitar que nuestros hijos se vayan con otras personas? A continuación te explico un truco para evitar el secuestro de los niños.

Cómo podemos evitar el secuestro de los niños

La contraseña. Truco para evitar el secuestro de los niños

En el vídeo, una madre está sentada en un banco de un parque infantil, mientras su hijo de cinco años jugaba en los columpios.

Entonces se acercaba al niño un hombre, que hacía de señuelo, con un par de cachorritos de perro monísimos en los brazos. El niño se aproximaba al hombre para acariciar los cachorros, y el hombre, muy amablemente, le dice al niño: “Tengo más cachorritos en el coche, ¿quieres venir a verlos?”. Entonces, el niño sin pensarlo dos veces, le dice que sí, y se marcha de la mano con el hombre, ante la mirada de asombro de su madre que creía que su hijo nunca se iría con un extraño.

La inocencia de los niños les traiciona, y lo más preocupante es que, en la mayoría de los casos, los secuestradores son alguien cercano, alguien al que el niño conoce y que, por lo tanto, el niño nunca dudaría de sus buenas intenciones: vecinos, amigos, familiares, e incluso, los propios padres.

¿Qué podemos hacer para proteger a nuestros hijos?, ¿cómo podemos hacer para que los niños desconfíen de alguien en el que tú mismo confiarías?

Yo uso un truco con mis hijas que creo que podría ayudaros.

Cómo hacer el truco de la contraseña para evitar que los niños se vayan con extraños

Uno de los señuelos que los secuestradores suelen utilizar es decirles al niño, que sus padres le han pedido que lo recojan del colegio o de dónde esté. Incluso le dicen que sus padres han tenido un accidente, y que él o ella, les llevará al hospital para que pueda reunirse con sus padres.

Ante esta alarma, puede que el niño dude en irse con esa persona en un principio, pero ante la mínima insistencia del secuestrador, finalmente accederá a irse con él o ella, sin poner resistencia.

- Lo primero que debes hacer es concienciar al niño de que es importante que no se vaya con nadie que no conozca, pero tampoco con gente que sí conozca, si tú no le has avisado antes de que van a ir a recogerlo.

- Así que, debes pactar con el niño que habrá un palabra secreta, que sólo tú y él conocéis, y que nunca, nunca, nunca, deberá revelársela a nadie.

- Inventa una palabra, o utiliza una palabra clave que sólo los dos conoceréis, y dile al niño que si algún día alguien va a recogerle, aunque le conozca, tiene que decirle la palabra secreta, sino no debe irse con él, aunque diga que le mandan sus padres.

Por ejemplo: Si la palabra clave es “Tijeras”, la persona que vaya a recoger al niño debe decirle al niño “Tijeras” cuando lo recoja, si no se la dice, el niño no debe irse con él.

De esta forma, si es un familiar o persona de confianza el que tú has mandado a recoger al niño, no habrá problema porque podrás decirle la palabra secreta, de lo contrario el niño nunca se irá con él (aunque sea su propio abuelo).

La palabra deberá cambiarse cada vez que la palabra se utilice, y por supuesto, el niño no debe decírsela a nadie nunca.

Esperemos que no tengáis que usar nunca este pequeño truco, pero sin duda, dejará más tranquilo al niño y a ti.

No conviene meter miedo al niño, pero sí alertarle de que no todo el mundo se porta bien con los niños.