Pedir los deberes por Whatsapp ¿es bueno para los niños?

Errores de los grupos de padres de Whatsapp

Andrés París

El WhatsApp ha irrumpido en nuestras vidas de una forma explosiva, nos vale para todo y para todos, es ahora mismo una de las principales herramientas comunicativas entre las personas.

Obviamente su presencia es por las cosas buenas que tiene, pero también debemos controlar el uso que le damos. El whatsapp ha mejorado, entre otras cosas, que las personas podamos estar al día de las comunicaciones, de mensajes, compartir fotos,  noticias,  incluso de mantener mayor interrelación entre amigos lejanos, etc.

El uso que le damos en cuanto a educación se refiere, desde mi punto de vista,  es una utilidad entre alumnos y padres nada aconsejable y que deberíamos revisar. Me estoy refiriendo al grupo de whatsapp de padres y madres de la clase de sus hijos y en concreto a si debemos o no pedir los padres los deberes de nuestros hijos por Whatsapp.

¿Debemos pedir los deberes de los niños por el Whatsapp?

Pedir los deberes por el Whatsapp ¿es bueno para los niños?

Estos grupos a nivel informativo están bien, pero cuando entran en materia educativa y formativa cometen bastantes errores.

En particular hablo del  whatsapp que manda un padre/madre a las 6 o 7 de la tarde al grupo de padres de la clase del colegio, diciendo cosas como:

“Por favor, podéis enviarme la página y ejercicios que hay para mañana de lengua o mates por favor?” a mi hija o hijo  se le ha olvidado cogerlo, o "Puedes enviarme las páginas del examen de mañana? a mi hijo se le ha olvidado el libro en clase"......

Esto, si es un día puntual no tiene mayor importancia, el problema viene cuando se convierte en costumbre, y pasamos a enviar o recibir ese mensaje prácticamente a diario.

Los dos aspectos negativos que rescato de aqui son estos:

1- Cada vez son menos autónomos los niños. Estamos haciendo que nuestros niños sean cada vez menos autónomos y menos responsables. Los niños se refugian en el WhatsApp de papá o de mamá,  en la falta de autoridad y exceso de complacencia de sus padres, para suplir sus carencias de responsabilidad y autonomía.

2- Nuestros problemas son los problemas de mi padre. No pasa nada si no asumo mis tareas y mi compromiso, para eso ya esta papá o mamá, para solucionarme la vida y mis problemas, haciendo de estos problemas suyos. Esto a la larga lo único que hace son niños que no tienen herramientas para enfrentarse a sus responsabilidades ya que todas se las han solucionado los padres.

Tan importante como realizar los deberes escolares, es que los niños se responsabilicen de tomar nota de los deberes que tienen que hacer, y también, que asuman las consecuencias si un día no anotaron la tarea,o no realizaron los deberes.

Los deberes de nuestros hijos son responsabilidad suya, no solo hacerlos, sino responsabilizarse de tener sus recursos apropiados (libros, diccionario, estuche etc.)

Si quieres invertir en responsabilidad y autonomía de tu hijo no dejes utilizar tus herramientas digitales comunicativas, como es el whatsapp, a su servicio.