Cómo podemos medir el dolor en los niños

¿Cómo saber cuánto le duele al niño?

Iván Carabaño Aguado

Los padres nos enfrentamos en ocasiones a una situación en la que hemos de valorar cuánto dolor tiene un niño. No siempre sucede que cuanto más llora más le duele. Las lágrimas no están relacionadas con el grado de dolor que siente. Los niños no saben explicar como un adulto el nivel de padecimiento que tienen.

En Guiainfantil.com hemos recurrido al pediatra Iván Carabaño para explicarnos cuáles el umbral del dolor en la infancia y cómo podemos los padres medir el dolor en los niños.

¿Cuánto le duele a mi hijo? Cómo medir el dolor en los niños

Grado de dolor en niños

El dolor es una experiencia emocional y sensorial desagradable que se asocia con daño corporal actual o potencial. Es la primera causa de sufrimiento de los niños que acuden a un servicio de urgencias. 

¿Solo hay que tener en cuenta el dolor cuando aparece?

No solo hay que tener en cuenta el dolor, sino también el miedo al dolor. Este puede ser provocado por la enfermedad, los procedimientos diagnósticos y/o tratamiento que recibe el paciente.  

¿El dolor es un aspecto principal o solamente secundario?

Clásicamente la ansiedad y el dolor en los niños han sido minimizados, en los últimos años el tratamiento de ambos ha empezado a entenderse como algo esencial y como un reto para una atención de calidad. Hay que anticiparse al dolor, y combatirlo enérgicamente. 

¿Cómo se mide el dolor en los niños?

En la edad pediátrica, el dolor se puede evaluar a través de diversas escalas. A continuación exponemos las tres más utilizadas:  

1- Escala FLACC (Face-Legs-Activity-Consolability). Se aplica a niños menores de tres años o poco colaboradores. Mide parámetros objetivos. 

  0 1 2

Cara

Cara relajada o expresión neutra Arruga la nariz Mandíbula tensa
Piernas Relajadas Inquietas Golpea los pies
Actividad Acostado y quieto Se dobla sobre el abdomen encogiendo las piernas Rígido
Llanto No llora Se queja, gime Llanto fuerte
Capacidad de consuelo Satisfecho Puede distraerse Dificultad para consolarlo


0: no dolor; 1-2: dolor leve; 3-5: dolor moderado; 6-8: dolor intenso; 9-10: dolor insoportable

2.-Escalas de caras de Wong-Baker. Aplicable a niños de 3 a 7 años que sean colaboradores. El niño selecciona de forma subjetiva la cara que se ajusta más a su situación concreta.

Escala del dolor con caras

 

0: no duele; 1: duele un poco; 2: duele un poco más; 3: duele todavía más; 4:duele mucho; 5: duele muchísimo.

3.-Escala visual analógica de Walco y Howite. Se aplicará a niños de más de siete años. El niño señalará de forma subjetiva en una regla numérica su grado de dolor.

Escala de dolor para niños   

O: no dolor; 1-2: dolor leve; 3-6: dolor moderado; 7-8: dolor intenso; 9-10: máximo dolor imaginable. 

¿Por qué tiene sentido medir la intensidad del dolor en los niños?

Porque este hecho va a condicionar el tratamiento. Hay distintos fármacos con distinto “techo analgésico” (potencia para quitar el dolor), cada uno de los cuales ha de ser aplicado debidamente.