Detectar si el niño tiene una necesidad educativa especial

Trastornos y discapacidades infantiles que se engloban dentro de las NEE

Nuria G. Alonso de la Torre
Nuria G. Alonso de la Torre Psicóloga infantojuvenil

Para muchos niños y padres el comienzo del colegio simboliza descubrir que el niño tiene una necesidad educativa especial. En algunos casos el diagnóstico no es nuevo porque ya lo conocen, sin embargo, para otras familias puede ser una sorpresa. 

El término necesidades educativas especiales (NEE), según el artículo 73 de la Ley Orgánica 2/2006, hace referencia a los niños y niñas que requieren en una parte o en toda su escolarización determinados apoyos porque tengan una discapacidad o trastornos de conducta. Te contamos cómo detectarlo.

Niños con necesidades educativas especiales

Cuando el niño tiene una necesidad educativa especial

Aunque la valoración de dichas necesidades es realizada por profesionales, es cierto que la prevención es la clave para mejorar su desarrollo y empezar con las medidas que mejor se adecúen a él/ella en función de si las NEE están ligadas a:

- Problemas motóricos y de salud: En esta categoría se incluyen, entre otros, niños trastornos ortopédicos, niños con dependencia tecnológica (por ejemplo, con ventilación), parálisis cerebral, problemas del corazón, asma, diabetes…

- Discapacidad mental: Aquellos que tienen un funcionamiento intelectual general significativamente inferior a la media.

- Discapacidad auditiva: Son niños que tienen una sordera total o parcial.

- Discapacidad visual: Estudiantes que tienen una ceguera total o parcial.

- Trastornos generalizados del desarrollo: Se consideran a los niños que tienen un trastorno autista, de rett, Asperger, desintegrativo infantil o generalizado del desarrollo no especificado

- Adquisición y desarrollo del lenguaje: Referido a niños a los niños que tienen dificultades en la adquisición, articulación o elaboración lingüística.

- Hiperactividad o déficit de atención: Alumnos que se distraen, son impulsivos y en ocasiones viene acompañado de un exceso de actividad.

- Conducta emocional: Se refiere a niños que tienen problemas emocionales y de comportamiento.

Cómo saber si el niño tiene una necesidad educativa especial

Descubrir que tu hijo necesita apoyo o una metodología diferente de trabajo suele asustar y en ocasiones algunos padres pueden llegar a sentirse culpables por no haber podido detectar ciertos signos de alarma. Por eso, aunque no seas experto y el término NEE englobe a muchas discapacidades y trastornos distintos, quizás estos signos puedan ayudarte a consultar con un especialista, aunque cada niño sea distinto:

Expresa sus emociones de forma muy exagerada y no sabe gestionarlas adecuadamente. Por ejemplo, arrebatos de enfado.

- Es demasiado dependiente de los adultos y demanda más atención que otro niño de su edad.

Participa poco en los talleres o actividades en las que hay otros niños y no sabe cómo comportarse cuando está con ellos o tiene algún conflicto.

- Es un niño con una personalidad impulsiva y tiene poca iniciativa.

- A los 3 años no tiene un repertorio de 50 palabras ni forma frases de dos palabras.

En muchas ocasiones, será el propio profesional el que va a detectar si el niño tiene una necesidad educativa especial y te dará las pautas para intervenir en casa. Sin embargo, te proponemos algunas recomendaciones que pueden ayudarte:

- La comunicación es la clave así que trata de que se relacione todo lo posible con vosotros. Háblale, aunque él no te hable.

- Las rutinas le ayudan a tener una mayor seguridad y facilitan el aprendizaje.

- Apóyale en aquellas actividades que le resultan más complicadas hasta que las tenga interiorizadas.