5 señales que indican que tu hijo es impulsivo

La conducta impulsiva está relacionada con la carencia de autocontrol y la incapacidad del niño para pensar antes de actuar

Silvia Álava Sordo

A medida que el niño crece, va ganando autonomía y es capaz de guiarse por lo que él quiere y no por lo que desean los demás, puede gestionar la frustración, y se puede razonar con él.

Sin embargo, algunos niños tienen problemas para autocontrolarse y son demasiado impulsivos en su vida diaria. Pero, ¿cómo saber si el niño es impulsivo? Una conducta impulsiva en niños les hace incapaces de 'poner freno', de pensar o de reflexionar antes de actuar.

5 Claves que indican que el niño tiene carácter impulsivo

Niños impulsivos, cómo detectarlos

1- Cuando está enfadado no es capaz de calmarse
Podemos utilizar la regla del minuto, un minuto por edad. Si por ejemplo, el niño tiene 5 años y después de 5 minutos no ha sido capaz de calmarse, es un indicativo de su impulsividad.

2- No es capaz de respetar las reglas de un juego
A partir de los 6 años, los niños ya son capaces de seguir las instrucciones y las pautas de un juego, si por el contrario, intenta imponer su opinión a toda costa, monta rabietas si pierde, se salta las normas o quiere hacer trampas.

3- Cuando quiere algo, no razona
Si el niño desea algo y en ese momento no lo puede tener o no se lo queremos dar y monta una rabieta para lograrlo y además, esta es desproporcionada para el asunto en cuestión, tanto en la intensidad, como en la duración.

4- Protesta en exceso
Si le pedimos algo que no entraba en sus planes y protesta en exceso e incluso llega a gritar o llorar, nos indica que el niño es impulsivo.

5- No sabe esperar
Podemos observarle cuando juega. Si, por ejemplo, está con la consola o la tablet y al comenzar el juego no puede esperar a leer las letras que salen o a conocer las instrucciones y comienza a apretar todos los botones con ansia porque necesita comenzar el juego cuanto antes, nos da una pista.

5 Claves para manejar la impulsividad de los niños

Silvia Álava, doctora en Psicología Clínica y de la Salud, nos da algunos consejos para manejar la falta de autocontrol de los niños y controlar su impulsividad.

manejar la impulsividad en los niños

El autocontrol es la capacidad que vamos madurando a lo largo de la vida y que favorece a la autonomía de los niños. Son muchas las cosas que podemos hacer para ayudar a los niños a manejar su impulsividad y a adquirir un autocontrol.

1. El ejemplo
Cuidado con lo que enseñas a tus hijos. Si sois los primeros que se enfadan y crean una revuelta cuando algo no sale como desean, los niños les copiarán e imitarán.

2. Establecer consecuencias
Enséñales a los niños que todas sus acciones tienen consecuencias. Que si hace X va a tener Y. Y que esas consecuencias estén bien establecidas. Por ejemplo, si gritan o no hacen los deberes tanto del colegio como del hogar, NO van a tener el derecho de ver una película o de salir a jugar.

3. Ejercitar y controlar su cuerpo
Los ejercicios físicos son recursos muy recomendables para enseñar a los niños a autocontrolarse. Al conseguir equilibrio con su cuerpo, este equilibrio puede ser dirigido a sus emociones y a su seguridad.

4. Dar una pequeña paga
Darles una pequeña paga al mes a los hijos les ayudarán a valorar, a ahorrar, y a tener autocontrol.

5. Aprender a seguir instrucciones
Unas actividades que podemos seguir con los niños es hacer una receta de cocina, o un juego de mesa. La capacidad de seguir reglas les ayudará a controlarse y adquirir seguridad propia.

Cuentos infantiles que hablan de la espera y la paciencia

Cuentos para niños que Guiainfantil.com ha seleccionado para ayudar a los padres en la tarea de ayudar a los niños a controlar la impulsividad, la impaciencia y la incapacidad para esperar.

Puedes leer más artículos similares a 5 señales que indican que tu hijo es impulsivo, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.