Qué es el método Ferber para dormir al bebé

Descubre las ventajas y desventajas del método Ferber o Estivill para dormir a tu bebé

Estefanía Esteban
Estefanía Esteban Responsable Multimedia

Existen muchos métodos para dormir a un bebé: mecerlo suavemente, utilizar canciones de cuna, cantarle... Ponerle muy cerca del pecho, para que escuche los latidos del corazón... Pero.. ¿oíste alguna vez hablar del método Ferber

Te explicamos qué es el método Ferber para dormir al bebé, y lo más importante: cómo utilizarlo y qué ventajas y desventajas tiene. Pero antes, aquí tienes una pista: es el mismo método que aplica el Doctor Estivill.

Qué es el método Ferber para dormir al bebé y cómo utilizarlo

El método Ferber para dormir al bebé

Muchos padres desesperados ante el insomnio de su bebé, han probado de todo: canciones de cuna, cuentos, un baño relajante, un paseo a altas horas de la noche en el cochecito, ruido blanco... pero este método, dicen sus defensores, es el que a la larga, ofrece mejores resultados, aplicado en bebés a partir de 5 meses. 

El objetivo del método Ferber no es otro que enseñar al bebé a dormirse por sí sólo, sin ayudas externas. Para ello, es necesario establecer una rutina del sueño. El método es muy similar al que propone el famoso Dr Estivill. Se pide a los padres que dejen a su hijo solo por cortos periodos de tiempo  cuando pidan su presencia para dormir. Un método controvertido que ha dividido a los padres: algunos lo rechazan de forma contundente y otros sin embargo, alaban su eficacia.

Cómo poner en práctica el método Ferber para dormir al bebé

El método Ferber, creado por el pediatra Richard Ferber  es muy similar al método Estivill. Richard Ferber, por cierto, dirigió durante un tiempo el Centro Pediátrico para los Trastornos del sueño en Boston (EEUU).  Este famoso pediatra  afirma que el bebé muchas veces no consigue dormirse porque reconoce el sueño como un malestar físico y no sabe hacerle frente. Y asegura que el bebé aprenderá a dormirse solo si se impone una rutina de sueño. Para lograrlo, los padres deben practicar estos pasos a diario hasta que el bebé se duerma sin ayuda:

1. Cuando llegue la hora de dormir, se tumba al bebé en la cuna y los padres salen de la habitación. El bebé seguramente llorará.

2. Después de cinco minutos, los padres acuden y sin sacarle de la cuna, intentan consolarle explicándole que ellos están muy cerca y que debe dormir solo. A los 3-4 minutos, vuelven a salir del cuarto.

3. Si el bebé sigue llorando, los padres acudirán de nuevo, pero esta vez a los 10 minutos, y volverán a repetir el paso anterior. 

4. Si el bebé sigue llorando, los padres acudirán a los 15 minutos...

5. Si aún así el bebé no se duerme, se deben repetir todos los pasos desde cero.

Estos pasos, según el creador de este método, deben personalizarse según cada niño y cada circunstancia. No es lógico, defiende Richard Ferber, que se deje llorar de forma desconsolada a un bebé durante demasiado tiempo.

Resultados del método Ferber para dormir al bebé

Muchos bebés consiguen acostumbrarse a este método, pero para otros, seguramente sea una auténtica tortura. (Me imagino al bebé que llora porque necesita el calor de los brazos de sus padres, porque lo único que quiere es sentirse protegido y querido en ese momento de angustia).

Padres a favor de este método aseguran que el sueño de su bebé es más equilibrado y descansan mejor desde que se duermen solos. Padres en contra rechazan el método porque lo consideran perjudicial para el desarrollo del vínculo entre el bebé y sus padres. 

Cada bebé es un mundo, cada niño tiene unas necesidades concretas. Y sus padres, que son los que mejor las conocen, podrán valorar si este método puede ser útil en su caso... o por lo contrario, terminar en un auténtico desastre.