Qué diferencia a los padres y niños con una intuición especial de los demás

10 características de los padres y los niños que tienen una intuición especial

Tener intuición es un don. En realidad, todos la tenemos, sólo que unos más desarrollada que otros. El gran científico Albert Einstein decía que la mente intuitiva era 'un regalo sagrado'. De hecho, llegó a decir que 'la única cosa realmente valiosa es la intuición'. Totalmente de acuerdo. 

La intuición es una habilidad muy poderosa, tanto para padres como para niños. Y sí, pienso que hay personas que nacen con una intuición más desarrollada, especial, llamémoslo así... ¿Sabes qué diferencia a los padres y niños con una intuición especial de los demás? Todas estas características...  

10 características que diferencian a los padres y niños con una intuición especial de los demás

Qué diferencia a los padres y niños con una intuición especial de los demás

Muchos lo llaman el 'sexto sentido'. Hay personas que nacen con él. En realidad se llama intuición. Son personas capaces de 'ver' algo antes de que llegue, de prepararse ante algo que saben que va a suceder. De sentir ese impulso, ese 'chispazo' que les dice qué hacer, hacia dónde ir, sin que sepan explicar por qué...

La intuición es un arma poderosa si se sabe utilizar bien. Y es una seña de identidad muy característica en adultos y niños. Descubre si eres uno de esos padres afortunados en tener ese don o si tu hijo lo posee y aún no sabe que lo tiene. Presta atención a qué diferencia a padres y niños con una intuición especial, de los demás: 

1. Tienen mucha empatía. La intuición lleva a tener mucha empatía y a conocer a una persona antes que el resto. Un padre muy intuitivo sabrá cómo es su hijo sin necesidad de hablar con él.  Son padres muy observadores, pero observadores de las emociones.  Su subconsciente le 'chivar'a' rápidamente si su hijo está bien, si tiene un problema, si necesita algo... Son padres que tan vez no sepan expresar muy bien sus sentimientos pero capaces de sentir como suyos propios los de los demás. ¿En el caso de los niños? Se trata de niños emocionalmente inestables, porque aún no saben reconocer qué les sucede. Sienten más ira que el resto. Más tristeza. Y también más alegría. Cuando empiecen a manejar mejor sus emociones, conectarán con los demás como si fueran un 'imán'. Habrá personas que les atraigan poderosamente y otros de los que prefieran huir, y no sabrán explicar por qué. 

2. Se adaptan a los cambios con más facilidad. La capacidad de 'prever' que va a suceder algo, hace que estos padres y niños con una especial intuición sepan adaptarse mejor que nadie a los cambios... porque sin saberlo, se estaban preparando para él. Lo hacen de forma inconsciente.

3. Prestan mucha atención a los sueños y a sus pensamientos internos. Sí, puede que no los recuerden todos, pero algunos de los sueños les llaman poderosamente la atención porque los ven como 'mensajes' del subconsciente. Sin sueños llenos de metáforas que sólo las personas con una especial intuición saben descifrar. Esto les pone en alerta y les prepara. Son personas capaces de interpretar sus sueños. Además, saben escuchar su 'yo' más profundo. Se comunican con su interior mucho mejor que otras personas.

4. Suelen tomar muy buenas decisiones. Nada como 'ver el futuro cercano' para tomar decisiones. Los padres y niños con una gran intuición, suelen tomar caminos correctos en la vida. Y si en algún momento se tuerce y no salía como esperaban, consideran que fue un camino necesario para llegar a donde necesitan ir. Nunca toman un error como algo negativo, sino como una pieza dentro del engranaje de la vida, necesario para llegar a la meta. 

5. Son realistas, que no pesimistas. Desde fuera, tal vez se vean como personas algo pesimistas, porque insisten en defender ese 'camino' por donde no se debe ir: 'Esto no' 'Esto tampoco'... Muchos considerarán que sólo ven la parte mala. En realidad, ellos están enfocando los caminos o decisiones que no se deben tomar para encontrar el camino correcto, por descarte. Según muchos neurólogos, precisamente la intuición es esa parte del inconsciente que se encarga de analizar todas las opciones posibles antes de dar un paso... 

6. Se dejan guiar por el destino. Una de las frases favoritas de las personas con una especial intuición es: 'es el destino'. Suelen creer en él, aunque por otro lado saben que siempre se puede cambiar. ¿Cómo? Cambiando una decisión en el momento adecuado. Y ellos, los padres y niños con gran intuición, saben hacerlo.

7. Creen en las 'señales'. ¿Alguna vez viste algo que te hizo pensar... cómo puede ser? ¿Existe la casualidad?..? Eso a lo que muchas otras personas más racionales llaman azar, ellos, los grandes maestros de la intuición, las llaman 'señales'. Es más: saben interpretarlas y a menudo les ayudan a tomar un camino u otro en su vida. 

8. Conocen su cuerpo. Son las típicas personas que saben qué les sienta bien, qué alimentos necesitan o cuáles deben evitar. Sin haber consultado nunca con médicos. Saben escuchar a su cuerpo y siguen su ritmo. Comen más cuando se lo pide el cuerpo... menos cuando consideran que el cuerpo no necesita más... Son padres que no dan tanta importancia a los horarios de comida de sus hijos y niños que piden comer cuando tienen hambre, y no cuando 'les toca'.

9. Son muy buenos en juegos de estrategia. Ese poder para saber analizar en tiempo récord posibles soluciones ante un problema, les hace muy buenos en juegos de estrategia como el ajedrez, en donde debes tomar decisiones 'adelantándote' a su rival.

10. Suelen tener un mundo interior muy rico. Son personas creativas, diferentes... un tanto 'raras'. ¿Y los niños? Ante los demás, son niños más retraídos y con un mundo interior muy rico, pero según vayan creciendo, conseguirán abrirse más al exterior. Con buenas dosis de refuerzos en su autoestima, estos niños pueden convertirse en adultos brillantes y muy valorados en en la sociedad y en el entorno laboral.

Tal vez te parezca un tanto extraño, pero la intuición no tiene nada que ver con el mundo esotérico. Está en nuestra mente. Para ello, el cerebro demuestra una habilidad especial para archivar recuerdos y experiencias y recuperarlos en momentos clave como base para tomar una decisión. Esa memoria del subconsciente es tremendamente útil si se sabe utilizar. Para ello, las personas con una especial intuición, dan prioridad a esta parte de la mente frente a la mente racional y analítica. La intuición es ese impulso que te lanza a hacer algo... y a descubrir sin saber por qué. Lo que muchos llaman, sí, 'corazonada'.