Ser madre envejece las células hasta 11 años

Un estudio revela un dato alarmante sobre el envejecimiento celular

Patricia Fernández
Patricia Fernández Redactora en Guiainfantil.com

¡Horror! No bastaba con tener que soportar los cambios hormonales garrafales del embarazo, esos que hicieron que hasta me creciese una talla el pie, además del esfuerzo apoteósico de dar a luz a un ser humano de 3 kilos, y las noches en vela dando de mamar, sino que ahora, resulta que un estudio descubre que las células de las mujeres con hijos envejecen hasta 11 años más.

No lo digo yo, aunque resultase obvio desde la fuerza de la gravedad se encaprichó de mi tripa más que de ningún otro órgano, sino que se trata de un estudio realizado entre 2000 mujeres en Estados Unidos.

El estudio que desvela que ser madre envejece las células hasta 11 años

Ser madre envejece las células hasta 11 años

Ahora que parecía que todo el esfuerzo de ser madre estaba superado, por lo menos hasta que mis hijas cumplieran los 13 años y la adolescencia se apoderara de ellas, resulta que un estudio nos muestra algo que todas las madres notamos en nuestros cuerpos: ser madre envejece. Claro que yo suponía que era algo más psicológico que físico.

El estudio, llevado a cabo por la Universidad George Mason en EEUU, se hizo entre casi 2000 mujeres entre 20 y 44 años, y cuál fue la sorpresa de la doctora Pollack y su equipo al comprobar el resultado: Los telómetros del ADN de las madres eran más cortos.

¿Y qué significa esto? Los telómetros son los extremos de los cromosomas, que ayudan a proteger el ADN del paso del tiempo. Cuánto más largos, más jóvenes permaneceremos y más sanos. En este caso se comprobó que los telómetros de las madres eran concretamente una media de 4,2 % más cortos que los de las demás mujeres (y seguro que también más gordos...), y que además el porcentaje aumentaba cuantos más hijos se tenían.

Esto se traduce en que las madres tienen un aceleramiento del envejecimiento celular de hasta 11 años, el doble que produce fumar y un poco más que produce la obesidad.

Y, por si las malas noticias no se limitaran solo a la parte más estética del asunto, además los telómetros cortos se asocian con enfermedades como el cáncer, problemas de corazón y el declive cognitivo.

Sin embargo, nos queda la esperanza de que no hay que tomarse demasiado a pecho este estudio hasta que no se hayan hecho nuevas investigaciones, ya que también existen estudios que demuestran que el envejecimiento se limitó “solo” a 4,5 años de envejecimiento prematuro, e incluso, quienes demostraron todo lo contrario en una investigación que se llevó a cabo en una zona rural de Guatemala.

No se conocen realmente las razones científicas de este curioso hecho, aunque creen que puede tener relación con el estrés al que sometemos nuestro cuerpo durante la maternidad.

Lo cierto, es que las mujeres seguimos ganando a los hombres en eso de esperanza de vida, seamos madres o no, otra cosa ya es la calidad de vida, en eso, sí que estoy segura que salimos perdiendo de muy lejos.