6 claves eficaces para que los niños sean más productivos en el estudio

Consejos para estimular la productividad de nuestros hijos y alumnos

Jorge Marín Labbe
Jorge Marín Labbe Formador Educacional

Vivimos en una época en la que todo el mundo desea ser productivo. Se trata de algo así como un mandamiento de vida: Tienes que lograr hacer algo de tu vida. No puede ser que te quedes en solo ideas o propósitos, tienes que lograr resultados ahora. El problema es que cada uno de nosotros (para bien y para mal) somos diferentes. Y, por tanto, cada uno debemos encontrar la forma de conseguirlo de acuerdo a nuestra personalidad. Para que ayudes a tu hijo, a continuación te sugiero algunas claves para que los niños sean más productivos en el estudio.

La productividad es una carrera

Cómo hacer que los niños sean más productivos

Antes de pasar a las claves, me gustaría ofrecerte una reflexión mía en relación a esto. Y es que me da la sensación de que ser productivo es algo así como una obligación, que a veces, incluso, nos invita a vivir en tensión. Yo me pongo a pensar y pienso como me gustaría darle vuelta a ese llamado.

La tentación es a revelarse y ponerse totalmente anárquico frente al llamado de ser 'un alguien para esta vida'. Para que aquello tenga ese efecto deseado, a ser menos productivo y a disfrutar más, y justamente busco navegar contra corriente y ser oposicionista frente a todo este sistema que me quiere ver derrotado. Otra tentación es a ser obediente y, con cabeza gacha, acatar las órdenes y buscar cumplir con todos los requerimientos. Capaz que no logre procesar lo que estoy haciendo, pero prefiero rendir antes de quedarme en nada.

Sin embargo, pienso en una idea. Si realmente quisiéramos ser creativos y hacer un cambio en la forma de enfrentar nuestros desafíos; ni el primero segundo camino son verdaderos caminos. La verdadera genialidad es jugar con el mismo concepto pero desafiarnos a dar algo propio, original que sea lo suficientemente desafiante que nos permita expandir estos límites que a veces nosotros mismos nos imponemos.

Qué hacer para que los niños sean más productivos

La productividad y los niños

Estos tips son claves para ir despertando un espíritu nuevo frente a este deseo de ser más productivos dentro de este mundo:

1. Ayudar al niño a que se conozca a sí mismo
Primero, antes que todo, conócete realmente quien eres, cuál es tu temperamento y ayuda a tu hijo a que se encuentre a sí mismo. Este ejercicio es sano antes de ver cómo producir. Porque para eso pueda ser real, debo saber cómo soy realmente.

2. Que busque sus fortalezas
Te recomiendo, antes de cualquier propósito, desafiar a tu hijo a encontrar sus fortalezas. No quiero que os enfoquéis en sus debilidades, sino en potenciar aquello por lo cual es bueno.

3. Organización del tiempo
Con estos dos elementos anteriores claros, el siguiente paso es desafiar al niño a tener un horario de trabajo. Pero ojo con algo: este horario no debe producir sensación de ahogo, sino que debe ser algo que motive para poder realmente hacerlo.

Para ese efecto, es necesario tener en cuenta que hoy se recomienda un trabajo o un estudio de ni más de 25 minutos. La neurociencia ha demostrado que podemos concentrarnos por completo dentro de ese rango de tiempo. Después de aquello, se pide descansar 10-15 minutos y luego volver a trabajar. Este tiempo, por supuesto, tiene que adaptarse a la edad del niño.

Si bien ya tenemos que proponer rangos de 25 minutos de trabajo, estos no deben ser más de tres momentos después de la jornada escolar. En caso contrario, el efecto puede ser un agote mental que al final no beneficia al estudiante.

4. Apostar por el ambiente positivo
Ya más enfocado en los propósitos de trabajo, estos deben tener un código más bien positivo. Evitar este relato de 'no ver el celular durante el trabajo', sino más bien 'mirar solamente mi asignatura o tarea por 25 minutos'.

5. Planificar según tu personalidad
Ya con esta base clara, mi siguiente paso es saber planificar. Pero ojo, esta misma planificación debe ser algo más cercano a mi propia personalidad. No puedes proponerte estilos o técnicas de aprendizaje que sean distintas a tu forma de ser.

6. Seguir los objetivos
Por último, también puede ayudar tener una especie de punteo sobre los objetivos concretos del día. Orientan y permiten mantener la concentración.

¿Cuál sería la revolución? Que sea la propia personalidad del niño la que tome el control. Que no sean estrategias ajenas a él, sino que todo tu ejercicio u productividad sean reflejos propios de su forma de ser. Esa es la invitación y la revolución que pretendo invitarte a la hora de enfocar sus estudios. Que sea el niño quien tome y sea el real protagonista de su aprendizaje.

Puedes leer más artículos similares a 6 claves eficaces para que los niños sean más productivos en el estudio, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.