El método de la lista contra la desmotivación de los niños al estudiar

Una técnica muy útil para motivar a los niños con el estudio

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

Durante su trayectoria escolar, es muy posible que los niños manifiesten en más de un momento (y de dos) cierta desmotivación al estudiar. Es importante saber acompañarles en este proceso que les lleve desde la desmotivación hasta la motivación, porque son muchos años de estudio los que le quedan y cuanto antes empiecen a aprender a salir de esa falta de ánimo, mejores resultados van a obtener. Para ello, te propongo y explico en qué consiste la técnica o el método de la lista para detectar los pensamientos negativos en los más pequeños.

La desmotivación de los niños al estudiar en el colegio

Esta es la desmotivación de los niños al estudiar

Para empezar, es importante que observes a tu hijo en sus estudios. No digo que estudies con él, sino que pongas atención a cuándo empieza su mal humor por los estudios, sus críticas a lo que hace, su lenguaje interior negativo, etc. De esta forma, podrás descubrir cuándo se ha activado la desmotivación que le hace tener pensamientos negativos hacia sí mismo o pensamientos negativos hacia los futuros acontecimientos.

Hago un inciso para recordar que estudiar con los hijos, si no es estrictamente necesario por 'casi' prescripción de un facultativo, es una forma de estar recordándole a tu hijo: 'no eres capaz de hacerlo tú solo', 'no estás preparado para estos estudios si no te ayudan', 'no serás capaz de ser autónomo por tu cuenta' o, peor aún, 'no eres lo suficientemente responsable para hacerte cargo de tus estudios tú solo', 'sin la ayuda de alguien tú no serás capaz'. Cuida cuándo eliges acompañar a tus hijos en los estudios, para darle la seguridad, que realmente precisan.

Volviendo al tema de la desmotivación, vamos a empezar a desmenuzar lo que podemos hacer para ayudarlos a salir de este momento. Y, para ello, os propongo el método de la lista, una técnica muy útil que puedes emplear con tus hijos (incluso contigo mismo) desde este mismo momento.

En qué consiste el método de la lista para niños

Cómo animar a los niños con los estudios

La desmotivación viene creada por un pensamiento, que como digo, puede estar relacionado con uno mismo o con los acontecimientos que se avecinan. Por lo tanto, es recomendable ayudar a los hijos a identificar estos pensamientos.

¿Cómo? Para ello, te propongo que le ayudes a escribir o verbalizar, qué creencias van de la mano de esos pensamientos. Es aquí, cuando puede aparecer lo de 'no soy capaz de estudiar sola'. Según la respuesta que te dé tu hijo, ¡vamos a pasar a la acción!

Para ello, vamos a recordarle con qué recursos cuenta y en qué situaciones, se ha superado a sí mismo. Es decir, vamos a hacer una lista de acontecimientos y/o habilidades donde el niño o la niña hayan sabido hacer frente con sus mejores recursos al proceso de aprendizaje: mientras aprendía un videojuego, el día que cogió por primera vez la bicicleta, el primer día que se enfrentó al colegio, etc. Recuérdale qué cosas sucedieron en esos momentos, y anotadlos para tenerlos presentes en momentos de desmotivación, donde nuestro objetivo principal será empoderar a nuestro hijo.

En el caso del ejemplo anterior, 'no soy capaz de estudiar sola', definida como creencia limitante, podemos ayudarle, como otra alternativa al listado de acontecimientos y habilidades, a crear una nueva creencia potenciadora donde, por ejemplo, estudiar en la biblioteca sola pero rodeada de otras personas, sea una forma de hacer frente a la limitación.

Más consejos para motivar en el estudio

Por último, es importante que el niño o la niña tenga claro cuál es el objetivo de su sesión de estudio. Si tiene muchas cosas por estudiar, lo bueno sería hacerle caso al dicho popular: 'Divide y vencerás'. En este caso, es conveniente que haga un listado de lo grande a lo pequeño, y en cada cosa que tenga que estudiar, que asocie una acción. Eso ayudará a ir paso a paso, y no le será tan grande el objetivo a conseguir.

Por supuesto, no olvides los momentos de descanso mientras estudia. Incluso, puede ser aconsejable parar para hacer una actividad deportiva o una actividad que le guste o disfrute (como leer su libro favorito o llamar a aun amigo), para luego seguir estudiando. Esto hará que tu hijo o hija se sienta más motivado porque nuestro cerebro estará funcionando para que así sea.