El juego de la gallinita ciega para trabajar la autonomía en los niños

Descubre con esta actividad qué tipo de padre o madre eres

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Según la psicóloga Elisenda Pascual i Martín, "la autonomía es la capacidad que tenemos las personas de realizar, por nosotros mismos, las cosas por las cuales nos sentimos atraídos". En el caso de los niños, somos los padres quienes debemos acompañarles y ayudarles a trabajar esa autonomía. ¿Qué herramientas podemos utilizar para ello? ¿Y si rescatamos de nuestra infancia el juego de la gallinita ciega para trabajar la autonomía con los niños? ¡Será divertido y constructivo a la vez! 

Diferencias entre autonomía e independencia 

diferencias entre autonomía e independencia

Mi hija mayor tiene casi 8 años y últimamente no hago más que preguntarme qué cosas puede y no puede hacer a su edad. Ya va siendo una personita y, poco a poco, noto que demanda más libertad y más espacio, por eso desde hace unas semanas, a lo que volvemos del colegio, le dejo que adelante mi paso unos 500 metros y entra ella sola a comprar el pan, ¡toda una experiencia que veo que disfruta! 

Lo mismo ocurre con el momento del baño. "Ya soy mayor", me dice. Y corre la cortina para que no la vea y echarse a escondidas mi gel de miel. Lo que todavía no me he atrevido a hacer es dejarla subir sola en el ascensor (y eso que vivimos en un segundo piso): "¿Y si se queda encerrada? ¿Y si hay una avería?". ¡Creo que para eso queda todavía mucho tiempo! Pero con estos mínimos pasitos, intento trabajar la autonomía, su autonomía.

La autonomía es un concepto muy complicado de gestionar por los padres, ya que existe una delgada e invisible línea que puede hacer que algunos se inclinen más hacia la sobreprotección y otros, en cambio, hacia el abandono.

Sobre el primero, la psicóloga Elisenda Pascual explica que "la sobreprotección hace referencia al acompañamiento de la crianza basado en los miedos internos de los adultos". Una manera sesgada y limitante porque la vida la estás viendo a través de tus propias experiencias vitales, de tus errores y aciertos, de tus aspiraciones e ilusiones. ¿Qué hacer? "Quitarnos el filtro de los miedos con el que los vemos, para tener más claridad y confianza en nuestra mirada", explica la psicóloga. 

Vamos ahora con el siguiente extremo, el abandono, esas situaciones que los niños quizás no desean hacer, pero que están "animados" por sus progenitores, algo que puede llegar a bloquear el pequeño. 

Y en esta clasificación que estamos haciendo, no nos podemos olvidar de la independencia, es decir, de la capacidad de uno por valerse por sí mismo y, para eso antes los niños tienen que ser primero autónomos. Tienen que sentirse que les acompañamos para realizar pequeñas acciones diarias porque eso solo lo consiguen con la ayuda de los padres y trabajando la autonomía. 

Aprendiendo en familia: el juego de la gallinita ciega para trabajar la autonomía en niños

juego gallinita trabajar la autonomía

Para que todos los padres puedan trabajar la autonomía desde casa, Elisenda Pascual nos propone recuperar un juego clásico y muy conocido por mayores y pequeño: el de la gallinita ciega, una propuesta sencilla, accesible para todas las familias y con grandes beneficios para todos 

La dinámica es sencilla. Necesitas un pañuelo y hacer parejas de niño y adulto (si sois impares, haced turnos, pero es muy importante que siempre haya una persona de 'acompañamiento'). El peque se tapará los ojos, pero antes deberá dedicar un tiempo para saber qué actividad explorará con los ojos cerrados, por ejemplo, pintar, hacer barro, vestirse, saltar a la comba, hacer un castillo de bloques...

Una vez elegida la tarea, ¡comienza el juego! Debes estar cerca de tu niño pero sin poder hablar, ¡silencio absoluto! Tenéis 15 minutos para realizar dicha actividad. Pasado este tiempo, ¡cambio de roles! El adulto se venda los ojos y el niño acompaña. 

Pasado los dos turnos, es el momento de pensar, analizar y expresar. ¿Cómo te has sentido cuando has tenidos los ojos vendados? ¿Y tu hijo? ¿Has estado a su lado, les han indicado, ordenado, sobreprotegido...? ¿Qué ha sentido él ante tu papel de acompañante? Es el momento de revisar nuestro concepto de autonomía y seguridad.

Después de esta actividad, los padres debemos reflexionar acerca de cómo ha sido (y es) nuestro acompañamiento en la exploración de la vida de nuestros hijos. ¿Ya tienes más claro qué es la autonomía? ¿Ya sabes cómo te comportas como padre? ¡Ahí lo dejamos!

Fuentes consultadas: Criar y Jugar (Ediciones Urano), de Elisenda Pascual i Martí.

Puedes leer más artículos similares a El juego de la gallinita ciega para trabajar la autonomía en los niños, en la categoría de Autonomía en Guiainfantil.com.