7 útiles consejos para profesores nuevos que han cambiado de colegio

Tips de adaptación para los maestros que han empezado las clases en una escuela nueva

Jorge Marín Labbe
Jorge Marín Labbe Formador Educacional

Para cualquiera de todos nosotros, existen algunos escenarios que son los más estresantes para nuestra vida. Los más reconocidos son una mudanza, el final de año o el nacimiento y crianza de los hijos. Hay otro que también tiene su propia dinámica y es el cambio de su lugar de trabajo. ¿Qué ocurre cuando el que cambia de colegio es el maestro? A continuación, damos algunos consejos para los profesores nuevos que empiezan a trabajar en un nuevo centro educativo.

Cuando el profesor es el que ha cambiado de colegio

Consejos para profesores nuevos que cambian de colegio

Empezar en un nuevo puesto de trabajo es motivo de estrés, porque supone un desafío. Sin embargo, cuando hablamos del sector de la educación, cambiarse de colegio implica no solo adaptarse a las condiciones de tu nuevo puesto, sino también conocer y entender las dinámicas propias tanto de los alumnos, docentes y del sistema escolar en sí.

Este cambio de una escuela a otra no es tan sencillo como parece. Uno se mueve de un tipo de sociedad a otro tipo, con otras costumbres y modos. En parte, es similar al proceso de migración, solo que en este caso suele suceder dentro de una misma ciudad o país: tienes que adaptarse y reconocer con qué tipo de comunidad te estás enfrentando.

Con este desafío, quisiera proponer algunas estrategias básicas para todo aquel profesor que se cambia de lugar de trabajo. Estos tips tienen el objeto de que uno se pueda adaptar a cómo es el sistema en sí, reconociendo realmente quiénes son los líderes dentro de la comunidad y cómo es el día a día dentro de esta escuela. Vamos con cada uno de esos consejos.

Consejos para profesores nuevos en la escuela

1. Uno de ellos sería identificar realmente quiénes son los líderes y personas influyentes dentro de los profesores y directivos. Esto significa reconocer sus intereses, motivaciones y de qué forma trabajan y cuáles son sus paradigmas educativos, estructuras y sistema de trabajo. Esto significa apoyarse mucho en lo que va a ser su responsable e ir observando las dinámicas y códigos entre los profesores.

2. Lo segundo es indagar sobre el tipo de comunidad en el que se desenvuelven los alumnos. Esto significa descubrir si los jóvenes pertenecen a una clase social influyente o de riesgo social. Es muy diferente, por lo mismo, el tipo de trato o el lenguaje que tiene cada uno de los jóvenes.

3. Reconocer realmente cuál es el tipo de perfil que el sistema de colegio pretende con sus alumnos. Es muy distinto si el colegio quiere un joven integral o con buenos resultados académicos, incluso, si tiene una oferta alternativa de educación. Esto lo menciono porque tus objetivos dentro de tu asignatura deben estar acorde con el tipo de perfil que se espera del joven.

4. Calendario, tipos de evaluaciones y el propio sistema de trabajo. Eso es fundamental, porque irás reconociendo el mismo ritmo de trabajo y los plazos y momentos de trabajo. Yo recuerdo, como ejemplo, que en un colegio en el que estuve tenía un formato de pruebas semestrales en noviembre. Eso significaba que ya en octubre uno debiese tener avanzado su propuesta de prueba, para que la misma revisión del documento sea factible y evaluar su pertinencia.

5. Poner atención sobre cómo son las relaciones entre el sindicato y la dirección y si efectivamente como es la vinculación entre los encargados del colegio con sus trabajadores.

6. Revisar el proyecto educativo, al menos los lineamientos generales. De esa forma, podrás corroborar si tus objetivos de clase y estilo de didácticas se adaptan al sistema de colegio.

7. Analizar el tipo de planificación y el paradigma educativo. Con esto me refiero a que si la unidad técnica educativa está de parte con las nuevas didácticas educativas o aún mantiene un estilo más bien tradicional.

Este proceso, al menos, debe ser importante registrarlo por al menos los primeros tres a cuatro meses de trabajo. Adaptarse y reconocer los puntos de apoyos necesarios, preguntar siempre y reconocer a aquellas personas que te pueden entregar una buena inducción. Y lo más importante, calma y tranquilidad en los ritmos de trabajo y aprender a dejar tiempo para tu propio desarrollo personal. Eso es fundamental para que puedas aprender a adaptarte y a vivir en paz dentro de este nuevo desafío.

Puedes leer más artículos similares a 7 útiles consejos para profesores nuevos que han cambiado de colegio, en la categoría de Escuela / Colegio en Guiainfantil.com.