El juego viral para saber cómo se sienten los niños en el colegio cada día

Es una herramienta para profesores que ayuda a sus alumnos a expresar sus emociones

María Machado

Decir con palabras lo que sentimos es muy complicado. Según van haciéndose mayores, los niños empiezan a comprender qué son las emociones y consiguen poner nombre a algunos de sus sentimientos más básicos: alegría, tristeza, ira, agradecimiento...

Sin embargo, visto lo que nos cuesta a algunos adultos comprender cómo nos sentimos a veces, nunca está de más utilizar distintas herramientas para ayudar a los pequeños a comprender sus emociones. En este sentido, nos apuntamos el juego viral del parche que una profesora utiliza con sus alumnos para saber cómo se sienten los niños en el colegio cada día.

Descubre cómo se sienten los niños en el colegio

El nuevo juego viral para saber cómo se sienten los niños en el colegio

El juego que ha viralizado una profesora de un colegio en El Paso (Texas, Estados Unidos) es muy sencillo. Al entrar en el aula cada niño debe señalar en unos parches colocados en la pared cómo quiere que le reciban ese día: con un abrazo, con un apretón de manos, chocando la palma o saludando con los nudillos. Cada día, un niño diferente se encarga de ofrecerle este bonito gesto al resto de sus compañeros, que van pasando uno a uno.

La opción que cada niño elige puede servir al maestro para hacerse a la idea de cómo se sienten sus alumnos. Así, sin decir ni una palabra, un niño que tiene problemas en casa puede pedir que le den un abrazo o un alumno que hoy ha llegado lleno de alegría a la clase quiere un fuerte 'high five' para transmitir a su compañero toda su energía positiva.

Este juego puede utilizarse para recibir a los niños y que empiecen el día con una sonrisa, pero también puede hacerse al final del día o de la semana para despedir a sus alumnos por todo lo alto. 

Este juego es aún más eficaz cuando lo crean los propios alumnos. Si bien puede ser el profesor quien se encargue de fabricar los parches, resultará mucho más divertido e interesante que lo hagáis todos juntos en el aula. De esta manera, consigues hacer partícipes a los niños en todo el proceso de creación y, por tanto, se sentirán mucho más entusiasmados al utilizarlo a diario.

Para ello, debes explicar a toda la clase en qué consiste el juego y cómo os vais a organizar para realizarlo. Divide a los niños en pequeños grupos (el número dependerá de la cantidad de parches que quieras realizar) y pídeles que hagan entre todos un dibujo bonito que refleje una de las emociones. Pueden ser de todo tipo: corazones que corresponden con dar un abrazo, una carita llorando que significa dibujar una sonrisa en la cara del otro, unas notas musicales que equivalen a un pequeño baile...

A continuación, cada grupo deberá exponer al resto de niños en qué consiste su emoción. Una vez que todos comprendan qué significa cada parche, debéis pegarlos en la pared, junto a la puerta o en algún rincón especial del aula.

9 beneficios del juego viral del parche para los alumnos

Este juego es una excelente herramienta para que los profesores ayuden a los niños a hablar de sus emociones, pero tiene otros muchos beneficios.

1. Si se utiliza para entrar al niño, se le predispone para que empiece el día con alegría. Y si se utiliza a la salida de las clases, se le ayuda a que se vaya contento a casa.

2. Se promueve valores tan importantes para los niños como la amistad y el compañerismo.

3. También se fomenta la empatía, ya que otros niños podrán comprender de una manera más sencilla cómo se sienten sus compañeros.

4. Promueve un ambiente afectivo en clase de amor y confianza. Gracias a ello, los niños se sentirán más dispuestos a mostrar sus sentimientos sin temor a ser juzgados.

5. Se practica la capacidad para esperar con paciencia el turno, ya que los niños deben hacer una fila hasta que llega su momento de señalar el parche.

6. Se estimula la creatividad, ya que los niños pueden imaginar y dibujar distintos tipos de emociones.

7. Cada día un niño distinto es el protagonista, por lo que todos tendrán un momento especial cada mes. El profesor también puede participar, tanto como protagonista como un miembro más de la fila.

8. Al crear los parches en grupo, se practica la capacidad para trabajar en equipo.

9. Este juego del parche es muy útil en el colegio, pero también puede utilizarse en casa para hablar sobre las emociones y los sentimientos de todos los miembros de la familia. Puede ser una excelente manera para saber cómo le ha ido realmente el día a tus hijos en el colegio.