Las popcorn o palomitas de maíz más exóticas. Recetas para niños golosos

Te mostramos cómo hacer palomitas de maíz con una receta muy rápida, fácil y deliciosa para tus hijos

Silvia Leal
Silvia Leal Creativa

Las palomitas de maíz, también conocidas como popcorn o maíz pira, son un picoteo fácil y rápido de preparar, y uno de los más elegidos a la hora de ver una película. A los niños les encantan y pueden ser un buen snack ligero para una ocasión especial. Desde Guiainfantil.com, te enseñamos a elaborar unas deliciosas y caseras palomitas de maíz exóticas en la sartén en tan solo 10 minutos.
 ¡Una divertida receta para niños que a tus hijos les encantará preparar!

Además, ¿sabías que las crispetas o canchitas, como también se las llama, tienen un alto contenido de fibra y antioxidantes? Por lo tanto, su consumo, que siempre debe ser moderado, puede llegar a beneficiar nuestro sistema digestivo. Además, ten en cuenta, que al tener mucha fibra ayudamos a regular la gestión del azúcar en sangre, evitando que este suba. Si tu hijo es goloso, ¡a comer palomitas!

Receta de popcorn o palomitas de maíz exóticas para niños

Ingredientes:

  • 120 g de granos de maíz
  • aceite
  • azúcar glas
  • sal
  • canela en polvo
  • jengibre en polvo
  • pimienta en polvo

Tienen muy buena pinta, ¿verdad? ¡Pues saben aún mejor! A continuación te proponemos un sencillísimo paso a paso de esta receta de popcorn. Si en casa ya estáis cansados de las típicas palomitas de mantequilla o de las palomitas de dulces de colores, anota esta receta porque es muy diferente. Te contamos cómo preparar paso a paso unas suculentas palomitas de maíz muy exóticas. 

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que tienes todos los ingredientes... ¡y a cocinar! 

1. En un bol, añade: 1 cucharada rasa de azúcar glas, 1⁄2 cucharadita de sal, 2 cucharaditas rasas de canela en polvo, 1 cucharadita rasa de jengibre en polvo y 1⁄2 cucharadita de pimienta en polvo (puede ser pimienta blanca, negra, roja, o una mezcla de las tres). Una vez que tengas esta mezcla tan sabrosa, reserva este bol en un lugar seguro. Lo vas a necesitar dentro de poco. 

El primer paso de las palomitas de maíz más exóticas es juntar los ingredientes

2. ¿Has terminado con el paso anterior? Ahora tienes que preparar una sartén, de una tamaño suficiente según la cantidad de popcorn que vayas a preparar y ponla a calentar a fuego alto. ¡Que no se te olvide añadir un poco de aceite y los granos de maíz! Intenta que estos queden bien extendidos por toda la superficie de la sartén para que reciban todos la misma cantidad de calor.

Receta para niños de palomitas de maíz caseras

3. Parece mentira que de esos granos tan pequeños y duros vayan a salir unas palomitas tan ricas y esponjosas, ¿verdad? ¡Espera a verlo! Cubre con una tapa transparente. Pasados 3 a 5 minutos, ¡comenzarán a explotar los primeros granos de maíz! No te asustes. Baja el fuego a media potencia y mueve la sartén de vez en cuando para evitar que se peguen. 
Retira del fuego cuando las palomitas estén hechas.

Receta rápida y fácil de palomitas de maíz para niños

4. ¿Recuerdas el bol con las especias que habías preparado antes? Vuelve a cogerlo y añádele 30 ml de aceite. Remueve bien para que todos los ingredientes se mezclen bien. Qué bien huele, ¿verdad?

Popcorn de maíz para niños

5. Vierte esta mezcla sobre las palomitas de la sartén. Remueve, y vierte las palomitas en un recipiente. Ya solo te falta probarlas y añadir una pizca de sal al gusto. ¡Que las disfrutéis!

Unas exóticas palomitas de maíz para niños con su receta

¡Cuidado con las palomitas de maíz y los niños!

Estas palomitas de maíz o popcorn están deliciosas pero, ¡cuidado! No son recomendables para los niños más pequeños porque por su forma y consistencia pueden atragantarse con ellas. Nos puede pasar a los adultos, que no masticamos como deberíamos la comida, por lo que hay que tener aún más precaución cuando son los niños los que comen las canchitas. 

Para evitar sustos, te recomendamos que siempre que le ofrezcas este tipo de snack a tu hijo estés junto a él para supervisar que no se atraganta. Sin embargo, nunca está de más saber cómo actuar en caso de atragantamiento.