Pulpo a feira o a la gallega. Receta para niños

Receta de pulpo a la gallega o pulpo a feira, paso a paso, para los niños

Vilma Medina

El pulpo a la gallega o a feira es uno de los platos tradicionales gallegos más conocidos. Si te apetece sorprender a los niños en su menú diario, Guiainfantil.com te trae la receta, paso a paso, de este manjar.

No es un plato de una elaboración muy complicada, pero sí que puede costarnos encontrar el punto perfecto de cocción del pulpo, ya que si lo retiramos demasiado pronto quedará duro, y si lo dejamos más tiempo de lo normal quedará blando.

Ingredientes:

  • Un pulpo entero de dos kilogramos
  • 1 Kg de patatas
  • Pimentón picante
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal gruesa
  • Agua

En todo caso, si sigues la receta con cuidado y vas probando durante la cocción el estado de la carne del pulpo, seguro que te queda fenomenal.

Preparación, paso a paso, del pulpo a feira

pulpo a la gallega

1. Si hemos comprado el pulpo fresco, debemos congelarlo durante una noche para que la carne quede más tierna.

2. Sacamos el pulpo del congelador un día antes de que vayamos a cocinarlo y lo metemos en el frigorífico. Es recomendable ponerlo dentro de una cazuela ya que en el proceso de descongelación soltará bastante líquido.

3. Una vez descongelado y lavado con agua, procedemos a cocinarlo. Llenamos una olla de agua y dejamos que hierva, cuando comience a hervir, sumergimos el pulpo durante un minuto y lo retiramos también durante un minuto. Repetimos esta operación 4 o 5 veces. Finalmente lo dejamos cocer durante 40 o 50 minutos. Aconsejamos pincharlo de vez en cuando para comprobar si está tierno.

4. Cuando esté suficientemente hecho, lo retiramos y lo cortamos en pedazos pequeños. 

5. Llega el turno de las patatas. Podemos cocerlas peladas y cortadas en rodajas en el mismo agua donde ha cocido el pulpo. Cuando estén hechas, retirarlas y escurrirlas.

6. Para servirlo, cubrir el fondo del plato con las rodajas de patatas y echar los trozos de pulpo encima. No olvidéis añadir un puñado de sal gorda, espolvorear con pimentón y un chorro de aceite de oliva.

Consejos: Si deseamos una presentación ideal, se recomienda servir sobre un plato de madera.