Señales que alertan de que tu hijo tiene alergia al látex

Muchos niños no son alérgicos al látex en sí, sino a los componentes químicos sintéticos que le agregan al látex natural

Cada vez es más frecuente ver en las consultas pediatras niños con alergia al látex. Se trata de una reacción alérgica que asusta mucho a los padres porque, entre otros motivos, no tiene cura. Pero si conoces cuáles son los desencadenantes podemos prevenir situaciones de peligro o que puedan poner en riesgo la vida de nuestro hijo.

Cómo saber si nuestro hijo tiene alergia al látex

niños con alergia al látex

El látex de caucho natural contiene una proteína contaminante que puede causar reacciones alérgicas en los niños y de una manera frecuente, aunque a veces se necesitan varias exposiciones al producto para que se manifieste la alergia. Muchos niños no son alérgicos al látex en sí, sino a los componentes químicos sintéticos que le agregan al látex natural.

Este látex se encuentra en productos como juguetes, guantes, chupetes, tetinas, globos, borradores, gomas elásticas. También hay alimentos que pueden contener la misma proteína del látex y que son los responsables de ciertas alergias alimentarias como kiwi, aguacate, ciruela, frutos secos, plátano, papaya, nectarina, tomate, higo o melón.

La alergia al látex en la mayoría de los casos no se manifiesta al primer contacto con el objeto que lo contiene; todo lo contrario, se necesitan varias exposiciones al mismo para que se produzca una reacción atópica, la cual puede manifestarse con los siguientes síntomas:

- Rash eritematoso o enrojecimiento de la piel expuesta al látex
- Edema o inflamación
- Signos de urticaria
- Prurito (picazón)
- Sarpullidos o lesiones maculares de la piel
- Síntomas respiratorios: tos con sibilancias, disnea o dificultad para respirar

Hay casos graves donde hay cuadros de anafilaxia, con disnea severa, edema de la lengua y de glotis y riesgo alto de mortalidad, por lo que se hace necesario que los niños que sean alérgicos al látex porten alguna información visible sobre su alergia a este producto. Y, muy importante como explican en el informe 'Alergia al látex en el paciente pediátrico', realizado por la Dra. Alma Dolores Arenas-Venegas, referir esta condición al momento de algún procedimiento médico por el uso de guantes quirúrgicos.

También pueden presentarse reacciones alérgicas de tipo respiratorio, como crisis de asma severa por inhalación de partículas del látex a nivel del ambiente. Esto se ha visto en el caso del polvo que contiene los guantes.

Y hay casos de reacciones alérgicas cuando algún producto que contiene látex entra en contacto con las mucosas de la cavidad oral, de los genitales y del recto, y lo más grave es que muchas de estas reacciones pueden ser confundidas con otras patologías o difícilmente pensar que se trata de una alergia al látex o a productos que lo contengan.

Diagnóstico de alergia al látex y cuál es el tratamiento a seguir

tratamiento al látex

Los pediatras debemos hacer una revisión clínica exhaustiva y de antecedentes patológicos, tanto propios del niño como de la familia y preguntar qué se encontraba haciendo el bebé o el niño en el momento de la aparición de los síntomas.

Si sospechamos que puede tratarse de una reacción alérgica al látex, debe ser referido a un especialista en alergias, o sea, un alergólogo o inmunólogo para realizar pruebas cutáneas que comprueben la positividad al látex o a las sustancias químicas sintéticas añadidas a los productos del caucho.

Lamentablemente no hay cura definitiva para la alergia al látex, pero sí hay medicamentos que pueden mejorar y hacer desaparecer sus síntomas. Por todo ello lo mejor es evitar su exposición al látex o a cualquier producto que contenga sus sustancias químicas.

Aquí paso a darte unas últimas recomendaciones si tu hijo ha sido diagnosticado con alergia a este material:

- Colocar al niño un brazalete bien visible donde se advierta su alergia al látex.

- Enseñarle y mostrarle cuáles son los productos o juguetes con los que no debe tener contacto. 

- Edúcalo en cuanto a conocer qué le ocurre y sobre esta patología que padece para que evite el contacto con el alérgeno, en este caso, el látex.

Conoce un poco más qué es látex

el origen del latex

El látex es un producto natural que también puede ser producido mediante procesos químicos. Sus primeros usos se remontan a 1.600 a. C y a lo largo de la historia se ha extendido su producción. El látex natural se origina de un árbol llamado hevea brasiliensis, de la familia de las euphorbiáceas, conocido popularmente como el árbol de caucho, por eso, cuando hablamos de látex lo asociamos con el caucho.

A este árbol, los indios le daban el nombre de 'árbol que llora', porque al hacer el corte en su corteza salía la savia o látex, o sea, para ellos era como el llanto del árbol. Luego se dejaba que drenara la savia durante una hora aproximadamente para después, al endurecer el látex, el corte de la corteza se cerraba y se recuperaba espontáneamente.

El látex se compone de agua en un 55 a 65 por ciento y 30 a 40 por ciento de material de caucho, además de azúcar, resinas, proteínas y cenizas. Y para que se pueda usar, haciéndose mas fácil de manipular y pero a la vez más fuerte, se debe exponer a materiales como el azufre, al negro de carbon y al aceite.

Puedes leer más artículos similares a Señales que alertan de que tu hijo tiene alergia al látex, en la categoría de Alergias en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: