La regla de los tres días para prevenir alergias alimentarias en niños

La introducción de la alimentación complementaria debe realizarse con cautela y poco a poco

Carlota Reviriego
Carlota Reviriego Nutricionista

La introducción de la alimentación complementaria en niños a partir de los seis meses de edad crear cierta preocupación a los padres por posibles reacciones adversas de algunas de las frutas, verduras, huevos o productos lácteos. ¿Conoces la regla de los tres días para prevenir alergias alimentarias en niños y, sobre todo, para saber detectarlas a tiempo? ¡Sigue leyendo! 

Cómo prevenir alergias alimentarias en niños 

La regla de los tres días para prevenir alergias alimentarias en niños

A la hora de comenzar con la alimentación complementaria, si una regla es válida para todos los casos es la de tener paciencia. No todos los niños van a aceptar nuevos alimentos con la misma actitud, y no todos los alimentos van a crear la misma reacción, así que, con paciencia y despacito, debemos ir exponiendo a nuestro bebé a todos los alimentos que creamos convenientes.

Sin embargo, y aunque no es algo científico, entre padres se habla de la regla de los tres días en la introducción de la alimentación complementaria, ¿en qué consiste esta regla y que tiene de cierto su necesidad? Básicamente, la regla de los tres días (5 días si somos más precavidos) consiste en esperar, tras la introducción de un nuevo alimento en la dieta del bebé, estos días antes de ofrecer otro alimento nuevo, para así relacionar la posible aparición de síntomas con el nuevo alimento.

Las alergias consisten en una reacción extrema e inapropiada del sistema inmune en la que el propio organismo reacciona ante una sustancia que no presenta peligro alguno, pero que el organismo trata como si fuera peligrosa (antígeno alimentario). Las defensas del cuerpo se ponen en funcionamiento, produciendo anticuerpos, y es su reacción con el antígeno alimentario la que estimula la producción histamina, que es la que desencadena la aparición de síntomas.

Tipos de alergias en niños 

tipos de alergias en niños

Los alimentos suelen desencadenar generalmente dos tipos de alergias, por ingesta y por contacto. En las alergias alimentarias suele producirse en primer lugar una inflamación y enrojecimiento (urticaria) de la zona (piel y mucosas) que ha estado en contacto directo con el antígeno alimentario, generalmente labios y lengua.

También es típico el picor y enrojecimiento en nariz, ojos y orejas, aunque también, si se toca, pueden aparecer granos, manchas y picazón en las manos. Además, los síntomas respiratorios pueden agravarse si se inflama la garganta y compromete las vías respiratorias, necesitando tratamiento inmediato.

Los síntomas gastrointestinales incluyen calambres abdominales, vómitos o diarrea, y obviamente, en los casos de máxima hipersensibilidad al antígeno alimentario, puede ocurrir un shock anafiláctico. La anafilaxia es una reacción global del organismo frente al alérgeno en la que los órganos vitales pueden verse afectados, necesitando de una dosis de epinefrina, más conocida como adrenalina, que incrementa la frecuencia cardíaca, contrae los vasos sanguíneos y dilata las vías respiratorias, reduciendo la respuesta del sistema inmune al antígeno alimentario.

Consejos para padres a la hora de introducir nuevos alimentos al bebé

Al introducir un nuevo alimento en la dieta del bebé, aunque las reacciones alérgicas tienden a aparecer en las primeras 24h, intolerancias alimentarias tienden a aparecer más tarde, por lo que es mejor esperar al menos 3 días (idealmente 5) para descartarlas.

Durante esos días, solo debemos ofrecer al bebé, combinados o no con el nuevo alimento, alimentos que ya hayan superado la prueba de los 3 días y tengamos la certeza de que no producen una reacción alérgica en el bebe.

Así, en caso de aparición de síntomas, podemos aislar el antígeno alimentario sin problemas, y continuar la introducción de nuevos alimentos. Si el nuevo alimento supera el test, pasa a engrosar la lista de alimentos seguros en la alimentación de nuestro pequeño. Otros consejos a la hora de introducir nuevos alimentos en la dieta del pequeño son:

- Escoge primeras horas del día para ofrecer alimentos nuevos en lugar de la cena. En caso de aparición de síntomas, es mejor que estos ocurran durante el día y no por la noche.

- Extrema las precauciones si hay casos de alergias alimentarias en la familia, no solo con esos alimentos sino con otros con alto potencial alergénico, ya que podría ser genético.

Según la Asociación Española de Pediatría, aunque la leche de vaca y el huevo son las alergias más frecuentes en la infancia, la mayoría de los niños suelen superar esta alergia de manera espontánea hacia los 5 años. Otros de los alérgenos más frecuentes son el pescado y marisco, las leguminosas (incluyendo la soja), algunas frutas (fresa, kiwi y melocotón/albaricoque) y sobre todo, los frutos secos.

Lamentablemente, la única manera de mantener las alergias bajo control es evitar por completo el contacto con el antígeno alimentario, por lo que, salvo recomendación del pediatra en casos en que se hagan introducción es controladas, es mejor no incluir esos alimentos en la dieta del niño.

Puedes leer más artículos similares a La regla de los tres días para prevenir alergias alimentarias en niños, en la categoría de Alergias e intolerancias en Guiainfantil.com.