La otitis infantil y los resfriados - Cómo prevenir el dolor de oídos

Cómo evitar que el niño tenga otitis infantil por acumulación de mocos por una gripe o resfriado

Gracia Aránguez, otorrino

La otitis es una de las consecuencias más usuales de la acumulación de mocos en la nariz, especialmente en los niños. No podemos olvidar que el sistema inmunológico de los niños todavía está madurando y su estructura auditiva es diferente a la de los adultos, lo cual los hace más propensos a desarrollar otitis tras una gripe, resfriado o catarro común.

La otitis infantil es una enfermedad que se desarrolla en el oído medio de los niños. Aunque es una dolencia infantil sumamente común es necesario tener en cuenta que puede volverse peligrosa si los síntomas se agravan o si se presenta con demasiada frecuencia.

¿Por qué los resfriados pueden causar otitis en los niños?

Los resfriados y la otitis de los niños

A pesar de que es algo frecuente, no todos los resfriados tienen por qué ocasionar otitis en los niños. Sin embargo, se trata de una enfermedad más habitual en niños por la forma y posición del conducto auditivo de los más pequeños (que va modificándose según van creciendo). En los niños, la mucosidad (producida por el catarro o gripe) pasa de una forma más fácil a los oídos, lo que puede llevar al desarrollo de la otitis.

También existen diversos factores que pueden favorecer la aparición de esta infección, no solo tras un resfriado, como se afirma en el estudio de la Universidad de Ciencias Médicas 'Caracterización de la otitis media aguda en pacientes pediátricos hospitalizados'. Entre los cuales están:

- La contaminación ambiental (tanto en exteriores como en el interior del hogar debido a acumulación de suciedad, residuos polvorosos o humo)
- La exposición de niños al humo del tabaco o cigarrillos, tanto dentro de casa como en espacios públicos.
- Si existen antecedentes familiares de problemas respiratorios.
- La transmisión de gérmenes entre los niños cuando interactúan.

Cómo evitar que se desarrolle una otitis infantil cuando hay mocos

Si los mocos provocan dolor de oídos en tus hijos

La solución más eficaz para evitar que se desarrolle la otitis infantil siempre será la actuación rápida, pues así se evita que los síntomas sigan avanzando hasta generar la infección. Para ello podemos hacer una serie de pasos sencillos que son fáciles de practicar en casa, si bien es importante que si apreciamos que estos síntomas se agravan o se mantienen varios días, llevemos al niño al pediatra.

- El niño siempre necesita tomar abundante líquido. No solo le ayudará a mantenerse siempre bien hidratado, sino también a que los mocos no se acumulen.

- Tener una dieta rica en vitaminas. En este sentido, debemos basar la alimentación de nuestros hijos en una gran cantidad de frutas y verduras.

- Limpiar las fosas nasales para evitar que no tenga mocos de forma continua, sobre todo cuando los pequeños tienen un resfriado o se han contagiado de gripe.

- Estimular la función de deglutir (tragar) a través de las comidas.

Todas estas recomendaciones tiene el objetivo de ir expulsando el moco de manera natural y rápida, y así no se acumule en las vías respiratorias. Esto es lo que acabaría provocando esta otitis que buscamos prevenir.

[Leer +: Cuidados para los niños resfriados]

Consejos a tener en cuenta si tu hijo tiene dolor de oídos

Otitis tras un catarro o gripe

Una de las mayores creencias, es que la otitis por resfriado solo se genera durante las épocas de invierno, cuando la temperatura es muy fría. Si bien, es necesario abrigar a los pequeños para que no se vean afectados por las bajas temperaturas y para que no tengan el sistema inmunitario débil, la otitis infantil también se puede desarrollar en climas cálidos.

La otitis es una enfermedad que aparece con mucha frecuencia en niños entre 4 a 6 años, aunque también puede ocurrir en los bebés de menor edad y en los niños mayores, adolescentes e, incluso, en la edad adulta.

Otra gran recomendación es acudir al pediatra cuando no se pueda evitar el desarrollo de la otitis y no automedicar al pequeño. Así se previenen reacciones alérgicas o la resistencia a medicamentos. También será necesario que el pequeño sea supervisado por un doctor cuando junto a la otitis haya otros síntomas como fiebre alta o mantenida muchos días.

Puedes leer más artículos similares a La otitis infantil y los resfriados - Cómo prevenir el dolor de oídos, en la categoría de Cuidados del oído en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: