22 de Abril. Día mundial de la Tierra

Cómo concienciar a los niños sobre la necesidad de cuidar del planeta

Día de la Tierra es un día festivo celebrado en muchos países el 22 de abril. Su promotor, el senador estadounidense Gaylord Nelson, instauró este día para crear una conciencia común a los problemas de la contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra.¿Cómo podemos enseñar e inculcar en los niños pequeños la necesidad de cuidar y respetar el planeta?

Educar a los niños en el respeto a la naturaleza

La naturaleza, el planeta y los niños

Desde la más temprana edad, es una necesidad que los niños sean concienciados sobre la importancia de conservar el lugar y el planeta donde vivimos. Que la buena salud de la Tierra depende mucho de nuestras actitudes frente al medio ambiente. Es necesario que los niños adquieran hábitos positivos en lo que se refiere también a la naturaleza, como por ejemplo:

- Evitar la contaminación de los campos, de los ríos, montañas, etc. Animarles a no echar ni dejar desechos y basuras por el suelo, etc.

- Utilizar el agua con responsabilidad. Animarles a no malgastar el yogur, por ejemplo, en un juguete, etc.

- Montar un huerto, sembrar la tierra, irrigarla, cuidarla, para que los niños se den cuenta de que si cuidamos de la tierra, ella nos dará frutos.

- Visitar una granja para que estén en contacto con animales.

- Ver documentales en la televisión o en el cine, sobre la vida en los mares, en diferentes lugares del planeta, y aprovechar para charlar sobre cómo ayudar para proteger el medio ambiente.

Es imprescindible que los niños aprendan, de una forma natural y divertida, el valor que tiene el agua, la tierra, el aire, y lo importante que es para el planeta que no les contaminemos ni ensuciemos. Los padres y los profesores ejercen un importante papel en este sentido.

PROMOCIÓN
Cómo proteger al bebé de la rozadura del pañal

Con las altas temperaturas del verano surge uno de los problemas de piel más comunes en los bebés: la rozadura del pañal, un proceso inflamatorio agudo, localizado en el área cubierta por el pañal, que afecta a los niños de pocos meses de vida.