4 maneras de mejorar la autoestima infantil

Consejos para que los padres estimulen la autoestima de los hijos

La autoestima es el juicio que hacemos de nosotros mismos, de nuestro físico, comportamiento, pensamiento, forma de hacer las cosas o sentir. Cuando vemos a niños que actúan con seguridad y a otros que lo hacen con muchas dudas, podemos saber inmediatamente cómo es la autoestima de cada uno ¿De qué depende esto? En gran parte de cómo tratan sus padres a esos niños y de cómo les etiquetan.

Y es que tendemos a etiquetar a los niños por lo que hacen, solemos decir frases como 'eres muy malo', 'eres torpe' o cualquier otro calificativo despectivo. Muchas veces no nos damos cuenta de la importancia que tienen las palabras sobre nuestros hijos y cómo lo que les decimos, lo absorben, observan y aplican a su día a día.

Consejos para estimular la autoestima de los niños

Consejos para mejorar la autoestima de los niños

Por lo tanto, si quieres que tus hijos tengan una buena autoestima y sean felices tienes que observar que todos los juicios y afirmaciones que les hagas sean positivas. Para conseguirlo, sigue estos 4 consejos: 

1. La importancia de la actitud. Existen cuatro actitudes que los padres podemos llevar a cabo con los hijos y dependiendo de ellas, nuestros hijos desarrollarán una buena o mala autoestima:

- Yo estoy bien, tu estás bien: se trata de no juzgar al niño, sólo de aceptarlo y quererlo tal y como es. Es la base que debemos emplear para fomentar y estimular la autoestima en el niño.

- Yo estoy bien, tu estás mal: lo utilizamos cuando criticamos al niño.

- Yo estoy mal, tu estás bien: sin querer nos sentimos víctimas de nuestros hijos y les transmitimos mensajes como 'no te aguanto', y ellos se sienten poco queridos y respetados. 

- Tu y yo estamos mal: acaba con grandes gritos entre padres e hijos y es la peor actitud que podemos llevar a cabo.

2- Deja que tu hijo sea él mismo: cuando pensamos en nuestros hijos, muchas veces no nos damos cuenta que son personas que deben desarrollarse, pensar y sentir por sí mismos. No les dejamos hacer y seguir su criterio. Es muy importante que ellos desarrollen su propia personalidad y forma de hacer las cosas, para que se sientan respetados por ser quienes son y así tengan una autoestima alta.

3. Refuerza tu autoestima: es importante que los padres demostremos que tenemos la autoestima alta, para ello debemos pensar en qué cosas hacemos bien y compartirlas con nuestros hijos, no desde la prepotencia pero sí desde el orgullo. De esta forma, los niños tendrán un modelo de cómo se puede reforzar la autoestima porque somos espejos en los que ellos se fijan para copiar comportamientos.

4- Sólo quiere a tus hijos: si alguna vez no sabes qué hacer o cómo proceder con tus hijos, sólo ámales de forma incondicional, de forma que ellos se sientan queridos y protegidos, y eso les permita poder ser ellos mismos y sacar lo mejor que tienen dentro.

Vídeo sobre cómo mejorar la autoestima de los niños

Matti Hemmi

Especialista en autoliderazgo