Educar a los niños en la asertividad

Consejos para enseñar una actitud asertiva a tus hijos

La educación de los niños no debe olvidar la importancia de desarrollar sus habilidades sociales. Es fundamental que los más pequeños aprendan a comportarse de forma asertiva, es decir, que sean capaces de defender sus opiniones e ideas y a mostras sus criticas sin causar daño a los demas.

Educar a los niños en la asertividad permitirá que desarrollen una buena autoestima y mantengan buenas relaciones sociales, evitando las actitudes pasivas o agresivas.

Cómo educar en la asertividad a los niños

Educar en la asertividad

Las técnicas de asertividad deben aprenderse, por ese motivo son los padres los primeros que deben enseñar a sus hijos a ser asertivos. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España ofrece a los padres unos principios básicos para que los niños aprendan a ser asertivos.

En primer lugar se debe atender al ambiente en el que se desarrollan las capacidades sociales del pequeño. En este ambiente debe fomentarse el autoestima del niño, debe sentirse querido y respaldado. Para ello, las personas más cercanas a él, como los padres y profesores, deben reforzar las actitudes positivas y convertirse en modelos a seguir.

Actitudes para educar en la asertividad en la infancia

Según las recomendaciones del Ministerio se deben tener ciertas actitudes frente a los hijos.

1. En primer lugar se debe tener cuidado con las proyecciones, es decir, se debe evitar proyectar sobre nuestros hijos nuestros propios temores y dejar que ellos tengan sus ideas y experiencias. El adulto se limitará a transmitir sus opinones y a dar consejos contando sus experiencias pero sin establecer reglas. 

2. No se debe confundir un error puntual con una característica de la personalidad de una persona. Por ese motivo hay que tener cuidado con los mensajes que se transmiten a los niños.

3. En último lugar, los padres deben tener expectativas respecto a sus hijos acorde a su edad, ya que a cada nivel educativo le corresponde un conducta diferente y pueden desarrollarse problemas si se les exigen actitudes para las que no se encuentran preparados.

Fuentes:
- Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Patricia García. Colaboradora de GuiaInfantil.com