Los niños y sus amigos durante la Educación Infantil

Cómo pueden los padres ayudar a sus hijos a relacionarse con otros niños

Alba CaraballoEditora de GuiaInfantil.com

Cuando los niños son pequeños y todavía están en la etapa de Educación Infantil o en la guardería, un amigo es aquel con el que juega en el recreo. Los niños no necesitan más vínculos o una relación más profunda con sus iguales. El amigo es el que le acompaña en sus juegos, e incluso es aquel con el que se pelea.

Las habilidades sociales de los niños también se aprenden o se mejoran. Es importante desarrollar las actividades sociales de los niños, la interacción con otros niños, la relación con sus iguales, ya que supone un importante aprendizaje que le servirá para desarrollarse como persona.

Cómo ayudar a los niños a hacer amigos

Los amigos de los niños cuando son pequeños

Silvia Álava, psicóloga infantil nos comenta que "a veces los adultos nos empeñamos en que el vínculo entre dos niños sea mayor, les estamos forzando a un vínculo que todavía a esa edad no exista". Lo importante es que los niños se relacionen con otros niños, independientemente de cuán fuerte sea esa relación.

En cualquier caso, un padre puede ayudar a sus hijos a relacionarse con otros niños:

- Procurar llevarle a parques o lugares donde hay otros niños, es muy difícil que el niño a edades tempranas genere un grupo de amigos si sólo ve a niños en el colegio o la guardería.

- Relacionarnos con padres que tengan hijos de edades similares a la de nuestro hijo para que puedan jugar juntos.

- Cuando esté con otros niños, fomentar que se quede con ellos en lugar de estar junto al adulto. Hay niños más tímidos o inseguros que prefieren quedarse agarrados a los padres. Para ayudarle, el adulto pueden entrar en el círculo de niños y participar como uno más, para intentar introducir en el juego al niño y que se sienta más seguro. Cuando el niño ya está jugando, el adulto se puede retirar.

La psicóloga Silvia Álava nos realiza el siguiente consejo: "si estamos haciendo el esfuerzo de ir con el niño a un parque, por favor, que no lleven una “maquinita”, porque si al final el niño tiene la posibilidad de refugiarse en su máquina, no va a tener la posibilidad de jugar con otros niños. Y aprender a jugar con el resto de los niños es fundamental."

El juego le ayuda al niño a adquirir una serie de aprendizajes que va a necesitar cuando sea adulto: a consensuar, a negociar, a ceder. Es importante, incentivar en los niños este juego en la calle con otros niños, ya que tendrán que ponerse de acuerdo y tendrán que compartir.