Derecho de los niños a la educación

Derecho universal de la infancia a tener acceso a la escuela

Los niños tienen derecho a la educación. Es uno de los 10 Derechos fundamentales de los niños redactados en la Declaración de los Derechos del Niño en 1959. Lamentablemente, esos derechos de los que todo niño debe disponer, no siempre se cumplen. 

Por eso queremos recordar que todos tenemos una responsabilidad para con los niños, no solo para proteger a nuestros hijos, sino para garantizar los derechos de todos los niños independientemente de la parte del mundo en que les haya tocado nacer. Porque no todos los niños tienen los privilegios de nuestros hijos, pero sí tienen los mismos derechos.

El Derecho de los niños a la educación

Niña en la escuela

Todos los niños tienen derecho a una educación. La educación no consiste únicamente en aprender a leer y escribir, sino que constituye la base del desarrollo personal. Para que el engranaje de una sociedad funcione, sus miembros tienen que tener una educación básica que les permita desarrollarse como individuos para poder convivir en sociedad.

A pesar de la importancia de la educación, hay millones de niños en todo el mundo que no pueden acceder a ella. Por eso resaltamos este Derecho fundamental de los niños a la educación, al acceso a la educación sin discriminación de ningún tipo y a una educación gratuita para niños y niñas. Porque todos los niños tienen derecho a aprender y porque la educación será su mejor herramienta para construirse una vida digna. 

El principio 7 de la Declaración de los Derechos del Niño dice: 'El niño tiene derecho a recibir educación, que será gratuita y obligatoria, al menos en la etapas elementales'. Y todos tenemos la responsabilidad de que este Derecho fundamental se cumpla.

Por qué necesitan los niños la educación

Cualquier niño necesita la educación básica, leer, escribir y un cultura mínima para que puedan desarrollar su personalidad e integrarse en la sociedad en igualdad de condiciones. En la actualidad, millones de niños, especialmente niñas ven vulnerado su derecho a la educación por cuestiones políticas, económicas, geográficas y religiosas.

El derecho de la educación para todos los niños no está orientado únicamente a dotarles de las herramientas básicas como leer y escribir, sino también a dotarles de los valores necesarios para que puedan participar activamente en la sociedad como miembros de pleno derecho.

También está en nuestras manos presionar a los gobiernos de todo el mundo para que garanticen este Derecho a sus niños. Y en un plano doméstico, somos responsables de inculcar a nuestros hijos la solidaridad haciéndoles ver que ir al colegio no es una obligación molesta, sino un derecho que deben disfrutar. Concienciar a nuestros niños de que entre todos debemos hacer valer los derechos de los niños más desfavorecidos es un ejercicio de responsabilidad que a veces olvidamos.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com