Ansiedad en el embarazo

Causas de la ansiedad en embarazadas

Sara Cañamero de LeónMatrona

La ansiedad es una sensación o un estado emocional normal ante determinadas situaciones y constituye una respuesta habitual a diferentes situaciones cotidianas estresantes. Por lo tanto, cierto grado de ansiedad es incluso deseable para el manejo normal de las exigencias del día a día. Únicamente cuando sobrepasa cierta intensidad o supera la capacidad adaptativa de la persona es cuando la ansiedad se convierte en patológica, provocando un malestar significativo, con síntomas físicos, psicológicos y conductuales, la mayoría de las veces muy inespecíficos. 

El embarazo suele ser un momento dulce para las mujeres, lleno de alegría y expectación por la llegada de un nuevo miembro a la familia. Sin embargo, como  cualquier situación que conlleve un cambio, puede generar también sentimientos contrapuestos y en algún momento de los 9 meses de espera la mujer puede llegar a sentir ansiedad.

Causas de ansiedad en embarazadas

Embarazada pensativa

Las principales causas suelen ser:

- Preocupación por la salud del bebé: es normal sentir inquietud acerca del bienestar del bebé. Esta sensación suele pasar una vez que nos realizan la ecografía de las 12 semanas en la que se hace screening de enfermedades cromosómicas, y tras la de las 20 semanas, en la que se valora la morfología del feto (si tiene todos los órganos y si estos están bien y funcionan con normalidad). Además solemos tranquilizarnos cuando empezamos a notar los movimientos del bebé, ya notamos que todo es normal.

- Miedo al parto: lo que más nos preocupa en torno a este tema es el dolor al parto, si seremos o no capaces de parir, si todo irá bien… La clave para superar esta ansiedad está en la matrona; uno de los objetivos de nuestra profesión es que recuperéis vuestra confianza en vosotras mismas y en vuestra capacidad de parir, de disipar miedos y dudas y apoyaros en todo momento. Las clases de educación maternatal (preparación al parto) son claves.

- Ansiedad relacionada con nuestra futura maternidad: pasar de profesional/mujer/pareja a perfecta 'cambiadora de pañales' (simplificando todo muchísimo) es un gran cambio, que supone un nuevo replanteamiento de roles personales y familiares. El plantearnos si lo haremos bien o no, suele generar ansiedad a muchas mujeres.

- Ansiedad relacionada con nuestro cuerpo: es normal que nos miremos en el espejo y no nos reconozcamos. Pero es que el cuerpo cambia tanto en sólo nueve meses… Mujeres muy preocupadas con su físico pueden experimentar sentimientos negativos. Aquí es importante saber que el cambio es transitorio, que tiene una razón de ser y esa es que estamos gestando a nuestro bebé. 

Para poder sobrellevar mejor esta etapa de tantos cambios emocionales y físicos es fundamental que la mujer cuente con apoyo por parte de su entorno: pareja, amigas, familia se hacen indispensables para poder superar aquellos momentos de bajón.