Beneficios del parto normal para la madre y el bebé

Diferencias entre el parto vaginal y el parto por cesárea

Estefanía EstebanRedactora de GuiaInfantil.com

La Organización Mundial de la Salud está preocupada por el aumento de cesáreas. Según sus informes, no deberían superar el 15%, y sin embargo se superan, sobre todo en América Latina. En países como México o Brasil, uno de cada dos partos es por cesárea. La razón de la preocupación es que con el parto por cesárea, aumenta el riesgo para madre y bebé y se anulan los beneficios que tiene para ambos el parto vaginal. 

Qué es el parto normal o vaginal

Madre con recién nacido tras parto natural

El parto vaginal es el parto normal o natural. Se desencadena de forma espontánea a partir de una serie de hormonas, como la oxitocina, que mandan señales al cuerpo para iniciar todo el proceso de expulsión del bebé. El parto natural también se puede inducir administrando oxitocina de forma externa. A partir de este momento, el cuerpo se prepara: el cuello del útero se dilata para dejar paso al bebé, la oxitocina genera contracciones para ayudarle en su camino. Sin embargo, todo lo que viene a continuación, puede perderse si el parto termina en cesárea. La cesárea es una operación quirúrgica mediante la cual, el ginecólogo extrae al bebé del útero sin que éste tenga que pasar por el canal de parto. Se trata de una operación y la madre sufre en los días posteriores una recuperación más lenta.

Los beneficios del parto normal o vaginal para la madre y el bebé

Muchas embarazadas desconocen la cantidad de beneficios que el parto normal tiene tanto para su hijo como para ella. Además de librarse de una operación de riesgo que implica puntos de sutura y una recuperación más lenta, tanto ella como su hijo habrán experimentado un momento imborrable. Además los dos saldrán beneficiados de este momento.

Beneficios del parto normal para la madre:

- La madre se siente más libre. Puede decidir, ayudar a su hijo a nacer. Es protagonista y aunque le hayan suministrado epidural, tendrá un papel determinante en el nacimiento del niño.

- En el parto normal existe menos riesgo para la madre. Pierde la mitad de sangre que en un parto por cesárea y las posibilidades de infección uterina son menores.

- Mantiene unos niveles de azúcar en sangre adecuados y ayuda a que la placenta reciba más oxígeno. 

- Podrá estar con su bebé de forma inmediata. En el caso de cesárea, la madre tiene que esperar a que terminen de coser la cicatriz y se recupere para poder ver a su hijo.

- La hospitalización es menor, de unos dos o tres días. En el caso de cesárea, suele ser de unos cinco días.

- Al no someterse a una intervención quirúrgica, la recuperación será más rápida. Tal vez tenga que soportar unos puntos si le realizan una episiotomía, pero el riesgo de infección de la herida es siempre mayor en el caso de cesárea.

Beneficios del parto normal para el bebé:

- Al pasar por el canal del parto, el bebé se impregna de todas las bacterias de su madre y éstas le ayudarán a fortalecer su sistema inmunitario.

- Durante el parto normal, el bebé también genera hormonas, como la adrenalina, que le mantendrán en estado de 'alerta' en sus primeras horas de vida. Además de aportarle energía y calor, le ayudará a la hora de iniciar la lactancia.

- El bebé arroja todo el líquido de los pulmones.

- Recibe una mayor oxigenación. En el caso de cesárea tiene más riesgo de sufrir insuficiencia respiratoria. 

- Se encuentra de forma inmediata con su madre, lo que favorece de paso a la producción de leche y fortalece el vínculo afectivo.