11 semanas de embarazo

Semana 11 de embarazo. Evolución de la gestación y el desarrollo del bebé

Se habla mucho sobre las molestias que ocurren en el primer trimestre de embarazo, pero el embarazo en la semana 11 no sólo trae consigo ciertos malestares sino algunas ventajas. Las mujeres suelen adquirir hábitos de vida saludables para favorecer el buen desarrollo de su bebé, el embarazo y la lactancia pueden proteger frente a determinados tipos de cáncer y algunas mujeres dicen tener menos dolores menstruales después de haber tenido un bebé.

Cambios en el cuerpo de la mujer embarazada

barriga embarazada

Empiezas a sentir que tu ropa de siempre está más ajustada. Es normal que por la tarde la cintura de tus pantalones o faldas te ajuste más. Todavía es pronto para usar ropa de embarazada, sobre todo si es tu primer embarazo, pero puedes optar por ropa más holgada para no sentirte opromida o incómoda. Ya notas un abultamiento en la región del púbis, tu útero crece y con él tu abdomen.

Los calambres en las embarazadas son normales, puede que te despiertes durante la noche sintiendo un intenso dolor en las pantorrillas o los gemelos. Pide ayuda a tu pareja y estira bien el músculo estirando el pie hacia ti. Los calambres, normales desde ahora, en la semana once de gestación, se deben al cansancio o a la falta de ciertas vitaminas como calcio, magnesio y potasio.

Las náuseas y mareos van remitiendo, poco a poco te sentirás menos somnolienta y entrarás en el segundo trimestre de embarazo, para muchas mujeres el mejor de todos porque han pasado las molestias iniciales y todavía el abdomen no es muy grande.

Muchas mujeres sufren de manchas en la piel durante el embarazo, sal a la calle siempre con crema protectora para evitar el antiestético cloasma gravídico.

Desarrollo y crecimiento del bebé en el embarazo

Desarrollo del bebé en la semana 11 de embarazo

Tu bebé tiene ya 9 semanas de vida, mide 5 centímetros y pesa 7 gramos. Se aprecian ya los párpados y labios, las uñas están en crecimiento y su piel es muy fina. En la semana 11 de embarazo las extremidades son más largas y cada vez tiene más apariencia de un bebé en pequeñito. Puede mover sus piernas pero es muy pronto para que notes sus pataditas, sobre todo, si es tu primer embarazo.

El embrión puede abrir la boca y tragar líquido amniótico, pero es a través de la placenta donde recibe nutrientes y oxígeno para desarrollarse.

Sus órganos principales ya se han desarrollado y comienzan a funcionar: tiene hígado y estómago, su páncreas ya está produciendo insulina y su intestino se prepara para el día en que coma por sí mismo, los riñones ya están operativos y producen orina. 

El tejido pulmonar de tu bebé está casi desarrollado, su sistema nervioso en cambio está ahora formándose. Comienza a tener ciclos de vigilia y de sueño y sus órganos sexuales ya son visibles aunque es pronto para distinguirlos a través de una ecografía.

La salud y las emociones durante el embarazo

El suelo pélvico es el conjunto de músculos que cierran el suelo del abdomen y consiguen mantener en suspensión la vejiga, el útero y el recto. El embarzo y el parto suelen debilitar el suelo pélvico y esto podría causarte incontinencia urinaria o determinadas disfunciones sexuales. Para fortalezar estos músculos puedes realizar los ejercicios de Kegel. Se trata de contraer y relajar los músculos del suelo pélvico, para ello aprieta fuerte como si estuieras aguantando las ganas de hacer pis y tras 5 segundos relaja los músculos.  Vuelve a repetir la operación tras 10 segundos. 

Durante todo tu embarazo debes abandonar el hábito del tabaco si fueras fumadora. Algunos médicos aconsejan a sus pacientes reducir el consumo de cigarrillos a 4 o 5 al día, ya que en ocasiones, dejar de fumar les causa un gran estrés que pueda pasar al feto. En cualquier caso, hoy en día existen muchas técnicas para dejar de fumar y un buen momento es el embarazo, ya que existen estudios sobre problemas bronquiales y respiratorios en hijos de madres fumadoras. Aprovecha esta semana once de gestación para apagar tu último cigarrillo.

Dieta y alimentación para la embarazada

embarazada comiendo cereales

Muchas mujeres relatan historias de aversión a ciertos alimentos durante el embarazo, incluso cuando antes de estar embarazadas los tomaban sim problema. No se conoce las causas de los antojos o aversiones en el embarazo, pero se cree que pueden estar relacionados con los cambios hormonales o las necesidades del propio cuerpo.

Si ahora que estás en la semana 11 de gestación sientes asco por determinados alimentos que son saludables, intenta sustituirlos por otros que contengan los msmos aportes o vitaminas. Por el contrario, si tienes antojos que son muy calóricos, como el chocolate, helados o comida rápida intenta consumirlos con moderación y no a diario para evitar tener una ganancia de peso excesiva durante tu embarazo.

Los puntos que debes tener claros en tu dieta de embarazada son:

- Reducir las grasas saturadas
- Reducir el colesterol
- Reducir los hidratos de carbono de rápida utilización
- Aumentar el aporte de vitaminas y minerales

Para llevar una dieta sana durante el embarazo tendrás que aumentar la ingesta de cereales, frutas, verduras, hortalizas y legumbres.

Curiosidades en la semana 11 de embarazo

Si te han salido algunas venas varicosas en las piernas consulta a tu médico, sin embargo, puedes prevenirlas caminando a diario al menos media hora o, si pasas mucho tiempo sentada, realizando movimientos circulares con los pies en un sentido y en otro.

El deseo sexual durante el embarazo podría verse reducido, esto es debido a los cambios propios y molestias del embarazo: las náuseas, somnolencia o mareos podrían hacer que tengas pocas ganas de tener relaciones sexuales con tu pareja. Si la razón es el miedo a causarle algún mal al bebé, has de saber que se encuentra perfectamente protegido entre las paredes del útero y flotando en líquido amniótico. El tapón mucoso supone una barrera perfectamente sellada en embarazos normales y un mecanismo de protección. El coito sí está desaconsejado por tanto si hay rotura de la bolsa, hemorragia o amenaza de parto prematuro.