Tratamientos para eliminar la retención de líquidos tras el parto

Cómo conseguir no retener líquidos después de haber dado a luz

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

El embarazo es un proceso de cambio constante, donde la piel y el cuerpo pasan por una serie de procesos que nunca ha experimentado el organismo hasta entonces. Uno de los problemas que suelen tener muchas embarazadas durante la gestación y después de haber dado a luz es la retención de líquidos

Muchas mujeres son propensas de por sí a retener líquidos contra su voluntad, lo que hace que se sientan hinchadas cuando verdaderamente no lo deberían estar, algo que puede acrecentarse durante el embarazo. Para que esto no se mantenga cuando ya haya nacido el bebé, es necesario conocer trucos y tratamientos que harán que nos sintamos mejor. 

Trucos para evitar la retención de líquidos después del embarazo

Cómo evitar la retención de líquidos

La retención de líquidos es ante todo un problema muy molesto. La hinchazón hace que ciertas partes del cuerpo, como los pies, las piernas o el abdomen se vean ligeramente más gruesos y que nos cueste incluso realizar algunos movimientos. Para que después de haber sido mamás esta sensación desagradable no nos siga acompañando, es recomendable que sepamos qué trucos nos ayudan. 

Aunque parezca algo incoherente, lo mejor para no retener líquidos es que el cuerpo tenga suficiente líquido en su interior, es decir, que bebamos una cantidad de agua considerable para depurar toxinas. La alimentación también es muy importante, puesto que si no queremos sentirnos hinchadas, aquella dieta que tenga azúcares refinados o demasiadas grasas saturadas debe desaparecer. 

Otro factor que favorece la retención es el tabaco, así como el alcohol, por lo que una vida sana en cuestiones de régimen será lo que más nos ayudará a sentirnos mejor, con la ingesta de frutas como la piña, alimentos con avena, fibra o verduras como el brócoli. Además, no podemos olvidar hacer ejercicio de forma regular para que la sensación vaya bajando. 

Tratamientos para no retener líquidos en el posparto 

Teniendo en cuenta que el posparto es una etapa complicada para la mujer, sentirnos bien con nosotras mismas en cuestiones físicas es de lo más relevante. Cuando ya tenemos claros los puntos de alimentación y bebida, así como buenos hábitos que hemos de seguir, tenemos que conocer tratamientos que además, nos darán un empujoncito más para vencer la retención de líquidos en este proceso tras haber sido mamás

- Sueroterapia: Para eliminar toxinas y líquidos, muchos centros de estética recomiendan sueros de carácter homeopático que hacen que las toxinas y los líquidos que no necesitamos salgan del cuerpo, ya que se estimula lo beneficioso del propio organismo gracias a este tratamiento. 

- Presoterapia: Para este tratamiento estético, se precisa de una cobertura de la zona de los glúteos y los muslos, que a base de pequeñas presiones se drena el sistema linfático para una mejora del cuerpo. 

- Masajes linfáticos: Si para una embarazada los masajes son un imprescindible para su bienestar, para la mujer que ya es madre esto también es relevante. Si además sufrimos de retención de líquidos, los masajes linfáticos serán nuestros mejores aliados. Entre sus beneficios encontramos el hecho de que ayudan a drenar el sistema linfático, regeneran los tejidos y contribuyen a la desintoxicación del organismo, así como a la luminosidad de la piel.