Cambios emocionales en el posparto

Cómo afecta el posparto al estado de ánimo de la mujer

María José RoldánMaestra y Psicopedagoga

Cuando una mujer está embarazada tiene grandes cambios emocionales a causa de las hormonas, los altibajos de sentimientos es todo un habitual y aunque se piensa que cuando llega el parto todo eso llega a su fin, nada más lejos de la realidad. En el posparto los cambios emocionales pueden ser incluso, más fuertes que durante el embarazo y es que el hecho de que las hormonas 'vuelvan a su sitio' puede ser todo un reto para la mujer.

Tener un bebé es lo más maravilloso del mundo, y también lo más emocionante. Pero también, por otro lado puede ser muy agotador y estresante, sobre todo para las madres primerizas… por lo que es muy normal sentir todo tipo de emociones en combinación: alegría, miedo, tristeza, amor, ternura, felicidad.

Causas de los cambios emocionales tras el parto

Madre con bebé

Cuando una mujer sale por la puerta de casa embarazada camino del hospital para traer a su hijo al mundo, a la vuelta ya nada será igual. Habrá cambios en la forma de vivir la vida, habrá cambios en la pareja e incluso en la forma de pensar. 

Además, siempre se necesitará algún tiempo a adaptarse a esta nueva (y maravillosa) vida. Aunque los padres no podrán tener todo el tiempo y la energía necesaria para uno mismo o para los demás (como amigos o familiares).

También es posible que a causa de los cambios emocionales y los dolores del posparto no existan muchas ganas de tener sexo en pareja. Esto es normal y hasta que el cuerpo no está totalmente recuperado y las energías vuelvan, habrá que ser paciente en este tema. Es necesario que la pareja hable sobre esto para poder hacer frente a los posibles cambios en la vida íntima para que no cause problemas de relación.

Hay que tener cuidado a estos cambios emocionales puesto que pueden derivar en una depresión posparto, que aunque a veces es temporal puede tener graves consecuencias si la mujer no lo maneja a tiempo. Los cambios emocionales pueden empezar el segundo o tercer día después del parto y durar de dos a seis semanas aproximadamente.

Cómo afrontar los cambios emocionales en el posparto

Si una mujer nota que está teniendo cambios emocionales es necesario que acepte la ayuda de otras personas, que mantenga una dieta equilibrada y que descanse siempre que sea posible. Otras formas de controlar los cambios emocionales son:

- Buscar tiempo para una misma.

- Buscar tiempo para pasar en pareja.

- No preocuparse si no se llega a todo en casa o en las relaciones sociales.

- Dormir en algunas siestas diurnas del día.

- Limitar las visitas a casa, al menos hasta que exista una mejora emocional.

- Aceptar la ayuda en casa de familiares y amigos (tener comidas preparadas, limpieza o cuidar del bebé durante una hora para poder descansar).

- Buscar la compañía de otras mujeres que tienen también bebés recién nacidos para poder compartir experiencias e inquietudes.