Regala besos a los niños en Navidad

Mamá, yo creo que he sido bueno. ¿Dónde nos va dejar los regalos Papá Noel este año?¿Nos traerá todo lo que hemos pedido? ¿Se habrá enterado ya de las notas que hemos sacado en el colegio en el primer trimestre? 

A pocos días de la celebración de la Nochebuena, mis hijos esperan con la ilusión contenida de todo el año, la llegada de Papá Noel.

Lo que los padres piden a Papá Noel

Padres besan a su hija

La alegría compartida es dos veces buena y, sumergidos en la conversación de la esperada mañana de Navidad, me preguntaron:

- Y tú, ¿qué le has pedido a Papá Noel?

- Para el año que viene quiero tener la salud que he disfrutado este año, les dije.

- Ya, pero eso... no es un regalo, me contestaron.

- Sí es el mejor regalo para mi y no es fácil conseguirlo.

El mejor regalo de Navidad

Hay que tener fuerza de voluntad para cuidarse, para salir a hacer ejercicio o comer de manera sana y equilibrada.

Con buena salud también puedo disfrutar de vuestro cariño, siento ganas de seguir caminando hacia delante, de trabajar, de sentir nuevas emociones y de luchar por conseguir nuevas metas y objetivos.

Esto es lo que me importa y lo que os quiero transmitir. Me encantará ver que el día de Navidad, cuando os levantéis, sentiréis que vuestro esfuerzo por portaros bien en el colegio y en casa, durante todo el año, se habrá visto recompensado.

Los regalos están ahí porque hay alguien que os quiere y que os va a dar un beso cuando desenvolváis los paquetes.

Como ha declarado el psicólogo y escritor Javier Urra, en una entrevista exclusiva concedida a GuiaInfantil, "el mejor regalo para un niño que tiene de todo es sentirse querido y recibir un beso.

Una pregunta inteligente que nos deberíamos hacer todos al final de nuestros días sería: ¿para quién he vivido? Lo esencial es enseñar a los hijos a amar". Acertar con un buen regalo de Navidad para los niños, que hoy en día tienen de todo, no es fácil.

Nos volcamos en la búsqueda de buenos regalos para un día especial, sin reparar, a veces, en que lo que realmente vale son todos los sentimientos altruistas que nos llevan a los padres a emprender esa búsqueda. Estoy segura que este es el momento ideal para que los niños se den cuenta que detrás de los regalos materiales hay mucho esfuerzo, trabajo, amor y dedicación. Vale la pena, si les enseñamos a valorarlo.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com