Los grandiosos momentos que me regala mi hija

Hay momentos verdaderamente únicos en la vida de una persona. Hay ocasiones que tus hijos te llenan por completo y te hacen sentir plenamente feliz. Mi hija me hace siempre feliz, pero esta felicidad se intensifica aún más cuando ella hace cositas sin pensarlo, sin intención ni interés. Mi hija me regala felicidad cuando hace algo que veo que le sale de dentro, de muy dentro. Si observas a tu hijo, ya verás que él también te regala felicidad aunque parezca que las múltiples actividades de los días, la tape como las nubes.

Momentos que me regala mi niña

Los grandes momentos que regalan los hijos

1- La veo sonreír

2- Cuando "de sorpresa" ella me abraza

3- Me da uno de estos besos con ruido que tanto me gusta

4- Me dice "¡qué buena está la comida!"

5- Cuenta chistes o adivinanzasen la mesa

6- Sin pedirlo, ella bendice nuestra comida en la mesa

7- Cuando la escucho cantar

8- Cuando la pillo bailando sola en su habitación

9- Me da un susto

10- Me pide para acompañarla al baño

11- Cuando me cuenta algo del ultimo libro que está leyendo

12- Cuando me voy de viaje y siempre encuentro un dibujo y una carta sorpresa

13- Cuando quiere ayudarme en la cocina

14- Verla correr y jugar con sus amigas

15- Escuchar su voz y sus gritos cuando está jugando en el patio de casa

16- Los dibujos que me enseña ella

17- Cuando pone su mano encima de la mía en el avión

18- Entrar en su habitación de puntillas y verla dormir y respirar

19- Su cara de felicidad cuando saca buenas notas

20- Cuando me pide que le cuente historias de mi infancia

21- Cuando vemos una película juntas

22- Cuando quiere aprender a hacer algo sola

23- El olor de su nariz, su cuello, su cabeza

24- Cuando me pide que le de un masaje en la espalda

25- Cuando por primera vez me pidió para bañarse solita

26- Cuando de sopetón me dice "¡mamá!!"

27- Cuando salta a nuestra cama de sorpresa.

28- Cuando nos miramos a los ojos

29- Cuando opina sobre la ropa que llevo

30- Verla con su padre, cogidos de la mano

Y me preguntarás: ¿Por qué 30 y no 40? Pues podrían ser 100 o 1000, seguro. Además, puede que muchas de estas situaciones coincidan con los momentos que valores de tu hijo. Pero si tienes algún otro que creas que es irresistiblemente especial para ti, cuéntanos. Nos gustaría saberlo.

Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com