El juego: la mejor actividad extraescolar para los niños

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Ahora que muchos niños vuelven al colegio, la demanda de los padres por las actividades extraescolares se dispara. Lo que antes era encarado como una actividad más lúdica para los niños, se ha convertido en algo casi obligatorio hoy día. Y me pregunto: ¿Los niños ya no tienen bastante con sus tareas y deberes escolares?

Creo que no hay nada de malo apuntar a los niños en actividades extraescolares. Sin embargo, como afirmó la psicóloga Elvira Sánchez-Igual en entrevista a GuiaInfantil.com, antes, se les apuntaban a actividades lúdicas, divertidas y de integración, como el fútbol, baloncesto, voleibol, psicomotricidad, baile, etc., pero cada vez más el interés camina en dirección a actividades intelectuales como informática, idiomas, lectura, técnicas de estudio, refuerzo escolar... Elvira señala que los niños pueden realizar actividades extraescolares, desde cuando sean lúdicas y divertidas para ellos.

Los niños de 3 a 5 años son los que más juegan tras el colegio

niños corriendo en el jardín

Los expertos del Observatorio del Juego Infantil recomiendan dosificar y limitar las actividades extraescolares, y dejar más tiempo libre a los niños para jugar ya que se ha observado que la sobrecarga de actividades en la agenda de los niños son los principales causantes de la ansiedad y el estrés emocional infantil. El juego fomenta la creatividad, la autonomía y la salud. Según el último estudio que realizó el OJI, el porcentaje de niños españoles que juega a la salida del colegio disminuye con la edad. Niños de entre 3 y 5 años de edad son los que más juegan a la salida del colegio. De entre 6 y 8 años, juegan solo un 69 por ciento; de entre 9 y 10 años, el 59 por ciento; y de 11 a 12 años, solo el 39 por ciento.

La pedagoga Imma Marín llama la atención de los padres a que no se olviden de que jugar es un derecho de los niños y una actividad que posibilita la sana digestión de los conocimientos y aprendizajes, así como de las experiencias, vividas por los niños. Jugar es una fuente inagotable de placer, alegría, satisfacción, que permite un crecimiento equilibrado del cuerpo, la inteligencia, la afectividad y la sociabilidad. La sobrevaloración de las actividades útiles deja poco espacio al juego.

¿Por qué los padres apuntan a sus hijos a las actividades extraescolares? Motivos no faltan. Muchos padres lo hacen para conciliar su horario de trabajo con el de los hijos, otros por mantener a los hijos siempre ocupados o para que adquieran aún más conocimientos, o porque el niño quiere prolongar la compañía de los compañeros del colegio, sin tener en cuenta que el tiempo libre de los niños en una suma de actividades, puede ejercer demasiada presión en ellos.