Relajación en el embarazo contra el TDAH

Las técnicas de relajación en el embarazo están cada vez más de moda. Las terapias de Spa para embarazadas, los masajes, la hidrogimnasia en el agua, la reflexología podal, el masaje musical en el agua, la terapia craneosacral y el watsu, lo último en programas fisioterapéuticos para futuras mamás, son lo más novedoso para combatir la temida ansiedad y el estrés durante el embarazo, que puede ser el desencadenante del TDAH en el bebé y en el niño.

Cómo influye el estrés de la madre en el desarrollo del bebé

Técnicas de relajación en el embarazo

El motivo de esta nueva ola de relax en el embarazo es que cada vez son más los estudios e investigaciones que revelan que el estrés y la ansiedad de la madre durante el embarazo pueden perjudicar al desarrollo cerebral del feto, pudiéndole provocar TDAH (Déficit de Atención e Hiperactividad) durante su infancia. Así, desde la Unidad de Psiquiatría Perinatal y Reproducción de USP Dexeus, de Barcelona, se ha apuntado que se han comprobado "diferencias significativas" al comparar el desarrollo psicológico de niños cuyas madres han sufrido estrés durante el embarazo y otros que no.

El desarrollo cerebral fetal atraviesa periodos específicos de mayor vulnerabilidad a la ansiedad materna y, al inicio del embarazo, ésta se asocia a una "disminución de la materia gris cerebral en distintas áreas del cerebro del niño", que se percibirán entre los seis y los nueve años de edad.

Otro estudio, esta vez llevado a cabo por la Imperial College de Londres, realizado en 14.000 mujeres embarazadas, ha revelado que los hijos de madres más estresadas y ansiosas tienen el doble de riesgo de padecer déficit de atención, hiperactividad e impulsividad, y son más proclives a ser ansiosos y a tener problemas conductuales durante su infancia y adolescencia. Esa tendencia es independiente de las experiencias que tenga el hijo al nacer o de las emociones que comparta después con su madre.

Técnicas de relajación durante el embarazo

Por este motivo, las técnicas de relajación durante el embarazo se están convirtiendo en una actividad esencial e imprescindible en la agenda de las mujeres embarazadas. Además, debido a la especial sensibilidad de la mujer durante su gestación, estas terapias se disfrutan con más intensidad, resultan más placenteras y sus beneficios son rentables por partida doble, ya que están dirigidos tanto a la mamá como al bebé que crece en su interior.

Aunque todas las técnicas de relajación en el embarazo son excelentes, cada una de ellas tiene sus particulares características y se adaptan mejor a unas mujeres que a otras en función de su personalidad y de sus necesidades.

- Watsu: Entre las más novedosas, destacamos el watsu, que es una técnica de trabajo corporal acuático, que muchos consideran la evolución más profunda del trabajo corporal en nuestro tiempo. Se ejecuta en agua entre 34 y 38 grados, entorno a la temperatura corporal. Procede del Shiatsu, una técnica japonesa que trabaja sobre todos los canales de energía con presiones y estiramientos.

- Masajes: Dentro de los masajes, que producen alivio y bienestar a las mujeres embarazas, especialmente en la espalda y en las piernas, recomendamos la reflexologia podal, una técnica buena para reducir no sólo la ansiedad y el estrés, sino también para tratar el estreñimiento, problemas de presión sanguínea, dolores de espalda, acidez, insomnio, hemorroides, vómitos y mareos, dolor muscular, calambres y trastornos urinarios. 

- Hidrogimnasia: En el apartado de hidrogimnasia, el masaje musical acuático es una experiencia sensorial muy gratificante. Predispone el cuerpo al descanso y podría compararse al estado de pre-sueño que aparece al llegar a la cama. 

Marisol Nuevo. Guiainfantil.com